Últimas Noticias

10 de septiembre de 2018

CUITLATLÁN.POR FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA

MORENOVALLISTAS PRESUMEN DE CONTROLAR AL PT POBLANO, PESE A SER PARTE DE LA ALIANZA LOPEZOBRADORISTA

A la facción del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas le urge romper con la mayoría legislativa del movimiento lopezobradorista en el Congreso local; por eso sus ofrecimientos –o mejor dicho sus intentos de cooptación– a los legisladores de Morena no se han reducido a la posibilidad de que reciban hasta 30 millones de pesos en sobornos, contratos de obras y nombramientos en cargos públicos, sino se llegó al extremo de prometerles el control de las fracciones parlamentarias del PRD, Movimiento Ciudadano y …¡del Partido del Trabajo!

A Héctor Alonso Granados le mandaron la propuesta de que el morenovallismo lo nombraría coordinador parlamentario del PRD, a una legisladora de Morena que sería la líder de los diputados de Movimiento Ciudadano y a Raymundo Atanasio Luna, que sería el jefe de la bancada del Partido del Trabajo (PT).

La propuesta incluía no sólo la posibilidad de tener su propia fracción parlamentaria, sino también el obtener un elevado presupuesto para “labores legislativas” y la oportunidad de gestionar un importante volumen de obra pública ante el Ejecutivo del estado.


Dicho ofrecimiento –que se produjo el viernes pasado–, tomó por sorpresa a los diputados lopezobradoristas por la propuesta morenovallista de controlar a la fracción del PT, que se supone es parte de la coalición “Juntos Haremos Historia”. A diferencia del PRD y de Movimiento Ciudadano que son partidos satélites de Moreno Valle.

Los que escucharon la propuesta saben que no fue un error o un intento de engaño de parte del morenovallismo el ofrecer al grupo parlamentario del PT como si fuera su propiedad, pues todos saben que el fondo de esa posibilidad radica en que seguramente los líderes del Partido del Trabajo, Mariano Hernández y Zeferino Martínez Rodríguez, ya buscaron al ex gobernador Moreno Valle para ofrecerle el control de los diputados de dicha expresión política.

Para nadie es un secreto que en los 8 años de morenovallismo, el PT siempre actuó como comparsa, aliado de facto, de los intereses de Rafael Moreno Valle, Rosas quien a cambio de ellos apoyó el surgimiento de nuevos Centros de Desarrollo Infantil, el cual es un negocio de la familia de Alberto Anaya, el líder nacional del Partido del Trabajo.

Tal situación motivó que el domingo, en la reunión que legisladores locales del movimiento lopezobradorista sostuvieron con los líderes nacionales de los partidos de la coalición “Juntos Haremos Historia”, el presidente estatal de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, presentara una queja ante Alberto Anaya por el comportamiento de los dirigentes petistas en el estado.

Lo patético de esta situación, es que parece que Mariano Hernández y Zeferino Martínez –junto con el propio Alberto Anaya– no se han enterado del cambio político que hubo el 1 de julio y creen que todavía pueden hacer arreglos en lo obscurito con el morenovallismo.

Dentro del grupo del PT se encuentra José Juan Espinosa Torres, quien sin duda es el líder de la resistencia en contra del morenovallismo y quien ya advirtió que si este partido no mantiene su carácter opositor frente a los intereses del ex mandatario Moreno Valle podría romper con esta fuerza política.

Y esa ruptura incluiría a su esposa, Nancy de la Sierra, quien entonces abandonaría la fracción del Partido del Trabajo en el Senado de la República, con lo que estaría abriéndole un fuerte boquete al grupo parlamentario petista en la Cámara Alta.
Comparte la Noticia :
 

Top