Últimas Noticias

22 de septiembre de 2018

Caen en McAllen 2 mil migrantes… ¡en tres días!

El sur de Texas registra oleada de migrantes que dejó 2 mil indocumentados detenidos entre martes y jueves, misma cifra que en todo un mes.

El sur de Texas registra una insostenible oleada de migrantes que dejó 2 mil indocumentados detenidos, principalmente centroamericanos, entre el martes y el jueves en esta región, informó ayer la Patrulla Fronteriza.

De acuerdo con cifras de la corporación, caen en promedio por semana de 500 a 700 indocumentados, es decir, de 2 mil a 3 mil al mes en el Sector del Valle de Río Grande, correspondiente a McAllen.

"El flujo continuo de migrantes que se entregan a los agentes de la Patrulla Fronteriza está creando una situación insostenible", dijo Manuel Padilla Jr., jefe regional de la Patrulla Fronteriza.

"Los agentes detuvieron a más de 2 mil extranjeros", añadió. "La mayoría de estas aprehensiones se identifican como familias y niños no acompañados".

Los detenidos provienen principalmente Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, que se entregan para buscar asilo.

Los indocumentados se están entregando en el punto de Granjeno, justo a un lado del puente internacional Anzaldúas del lado texano, donde tan sólo el martes se entregaron 277 migrantes.

"El área es bien conocida y se ha convertido en una puerta de acceso para el tráfico de personas", señaló Padilla.

En lo que va del año, informó el jefe policiaco, más de 60 mil familias han sido detenidas en el Sector del Valle del Río Grande, por lo que, de seguir la tendencia, se espera que se rompa la cifra del 2017, cuando cayeron 75 mil 622.

Ambas cifras están muy arriba de 49 mil 896 familias capturadas en el 2016.

Padilla señaló que el fenómeno se explica en parte porque las bandas de traficantes de personas están usando a los migrantes que se entregan como distracción para operar en otras zonas.

"Las organizaciones criminales transnacionales explotan a familias y poblaciones de menores no acompañados y crean distracción para los agentes, dejando áreas a lo largo el Río Grande (Río Bravo) vulnerables", señaló.

Sin detallar las cifras, Padilla aseguró que los extranjeros son puestos a disposición de jueces de migración, como marca el procedimiento, siendo los adultos internados en centros de Edinburg y Harlingen, mientras que los niños no acompañados a albergues de McAllen y Brownsville.
Fuente: Reforma
Comparte la Noticia :
 

Top