Últimas Noticias

25 de septiembre de 2018

BUSCA EL CEN DEL PAN CEDERLE ALCALDÍAS AL PRI PARA QUE LE AYUDE A NO PERDER GUBERNATURA DE PUEBLA



CUITLATLÁN.

POR FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA
Desde el pasado fin de semana en Nuevo León le han empezado a poner mucha atención al recuento de votos de Puebla, ya que del mismo podría depender el rumbo de dos litigios electorales que tienen enfrentados al PRI y el PAN en la disputa por las alcaldías de los municipios de Monterrey y Guadalupe, que son las zonas más pobladas de esa entidad del norte del país.

Hasta los corrillos políticos regiomontanos ha llegado la versión de que, en la Ciudad de México, se podría estar cocinando una concertacesión entre las cúpulas nacionales del PRI y el PAN para que el tricolor se pudiera quedar con las alcaldías de los municipios de Monterrey y Guadalupe, que actualmente se encuentran en litigio debido a una impugnación que presentó el Partido Acción Nacional.

Todo ello a cambio de que el tricolor ayude al albiazul a no perder la gubernatura de Puebla.


Se dice que desde el CEN del PAN, por intervención del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, se estaría buscando concretar un acuerdo con la cúpula del PRI y con el gobierno federal para que utilicen las muchas o pocas influencias que les quedan ante los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para impedir un fallo adverso en contra de Martha érika Alonso Hidalgo, la candidata morenovallista a la titularidad del Poder Ejecutivo de Puebla.

Dicha versión la dio a conocer el lunes el periodista Ramón Alberto Garza, en el sitio Código Magenta, quien indicó que al Comité Ejecutivo Nacional del PAN le ha surgido el interés de defender la viciada elección de Puebla por el poder económico que representa el presupuesto del gobierno del estado poblano, que es fundamental para financiar a dicho partido.

Este columnista consultó con fuentes confiables de Nuevo León y estas le indicaron que, efectivamente en los últimos días, pareciera que se hubieran dado una tregua dirigentes y candidatos del PRI y el PAN que han protagonizado un enconado conflicto por las presidencias municipales de Guadalupe y Monterrey.

Esos conflictos habían generado un constante intercambio de ataques en la prensa, que han cesado al parecer por la versión de que podría haber una negociación entre las dirigencias de ambos partidos.

Aunque también las mismas fuentes indicaron que sería muy difícil convencer a los grupos locales de respetar un acuerdo nacional, ya que en la disputa de esas alcaldías participan líderes políticos de mucho peso en el estado que no estarían fácilmente dispuesto a aceptar un arreglo surgido en lo obscurito.

El pasado 1 de julio, oficialmente las elecciones de Monterrey y Guadalupe la ganaron los candidatos panistas Felipe Cantú y Pedro Garza, respectivamente, quienes se destacan porque ya han sido presidentes municipales y ambos, podrían en unos años ser aspirantes a contender por la gubernatura.

El PRI impugnó la elección y ganó en el tribunal local el litigio, pues se habría logrado demostrar que se perdió la cadena de custodia de alrededor de 90 paquetes electorales –en ambos municipios–, lo cual llevó a la anulación del resultado de igual número de casillas.

Con ello, el tribunal electoral le dio el triunfo a Adrián de la Garza, quien se reelegiría como alcalde priista de Monterrey, y a Cristina Díaz, quien es líder nacional de la CNOP y ahora tiene la constancia de mayoría como edil de Guadalupe.

Ese fallo fue impugnado por el PAN ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El enfrentamiento entre el PRI y el PAN ha generado ataques en el Palacio Legislativo de San Lázaro entre diputados federales de ambas fuerzas políticas.

Sobre todo porque surgió la versión de que, uno de los magistrados que le dio al triunfo al PRI en Monterrey le debería el favor al candidato del tricolor de haberle dado trabajo a su esposa.

Más allá de que si se logra o no el acuerdo entre las cúpulas del PRI y el PAN, lo que se pone en evidencia es lo siguiente:

Esta maniobra pone de manifiesto el miedo que ha invadido a Rafael Moreno Valle Rosas de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se vaya a fondo para sancionar el fraude de la elección de Puebla y determine no solamente repetir los comicios, sino sancionar a su esposa Martha érika Alonso, impidiéndole volverse a registrar como candidata a la gubernatura.
Comparte la Noticia :
 

Top