Últimas Noticias

31 de julio de 2018

Miembros de una familia china intentan curarse comiendo ciempiés y contraen un parásito letal

La espeluznante historia de una familia del gigante asiático deja claro que nunca deben ingerirse insectos crudos.

Imagen Ilustrativa
pixabay / WikiImages

Los ciempiés significan negocio en China, pues secos y triturados se usan en la medicina tradicional. Pero estos mismos 'fármacos' sin cocinar pueden contener un parásito que infecta el cerebro, avisan los científicos. Se trata del Angiostrongylus cantonensis (popularmente conocido como 'el gusano de los pulmones de la rata'), solo detectado por los expertos recientemente en los citados insectos, informa el portal Science Alert.

La historia que ha puesto en alerta a los expertos comenzó con los dolores de cabeza que presentaba una mujer de 78 años de la ciudad de Guangzhou, la cual fue ingresada en el hospital de Zhujiang. Semanas más tarde en el mismo hospital ingresó también su hijo, de 46 años.

Asimismo, la mujer se quejó de somnolencia y deterioro cognitivo durante semanas, aunque no presentaba otros signos de enfermedad como fiebre o vómitos. Nuevas pruebas sugirieron síntomas de meningitis, pero no por una causa viral o bacteriana.

Sin embargo, su fluido cerebroespinal mostró rastros de anticuerpos contra la lombriz pulmonar de la rata, lo que indica un diagnóstico de meningitis causado por el Angiostrongylus cantonensis. Pero lo más raro de la historia fue la forma en que lo habían contraído: comiendo ciempiés crudos.

Imagem ilustrativaEl parásito letal que ataca el cerebro humano se expande por EE.UU.
Aunque los ciempiés no son un alimento común, los secos o triturados se han utilizado en la medicina tradicional china durante siglos (generalmente en forma de polvo), y los especímenes vivos y silvestres se venden en algunos mercados agrícolas del gigante asiático.

El gusano parásito Angiostrongylus cantonensis, también conocido como 'el gusano de los pulmones de la rata', se transmite a través de los alimentos de los caracoles y otros moluscos.

Comienza su ciclo de vida en una rata, a la que le provoca una infección en los pulmones, la sangre y el cerebro. Los roedores defecan larvas del gusano, que caracoles, gambas o ranas se comen. De entrar en el cuerpo humano, este parásito puede pasar al cerebro y, en este caso, puede ser letal.

Afortunadamente para madre e hijo, ambos pacientes fueron finalmente tratados con éxito con medicamentos antiparasitarios que les liberaron de la infección de Angiostrongylus cantonensis. Pero las consecuencias pueden ser peores: este tipo de infecciones pueden causar un daño permanente en el sistema nervioso central. Y provocar la muerte.

"No debemos comer ciempiés crudos ni ningún animal crudo. Debemos darnos cuenta de que la técnica de cocción adecuada es importante para protegernos de las enfermedades transmitidas por los alimentos", indicó el neurólogo del hospital de Zhujiang Lingli Lu.

Todo el caso está descrito con detalle en The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene.
Comparte la Noticia :
 

Top