Últimas Noticias

13 de julio de 2018

Johnson&Johnson debe pagar 5.000 millones de dólares a 22 mujeres que sufrieron cáncer tras usar sus polvos de talco

La multinacional Johnson & Johnson ha sido condenada a indemnizar con 4.690 millones de dólares (unos 4.000 millones de euros) a 22 mujeres y sus familias que demandaron a la empresa al considerar que unos productos de talco de la compañía les causaron cáncer de ovarios. Se trata de la mayor indemnización que afronta hasta la fecha Johnson & Johnson, que se enfrenta a otros 9.000 casos similares en los tribunales.

En agosto del año pasado, la compañía estadounidense fue condenada por un tribunal de Los Ángeles a pagar otros 417 millones de dólares a una mujer por el mismo motivo, pero ese veredicto fue anulado después del recurso de la empresa.

La indemnización dictada por un jurado de seis hombres y seis mujeres en San Luis (Misuri) se divide en 550 millones de dólares (unos 470 millones de euros) por daños compensatorios y otros 4.140 millones (3.600 millones de euros) por daños punitivos.

Las demandantes, seis de las cuales ya fallecieron, acusan al fabricante de productos de cuidado personal y para bebés de haber contribuido al desarrollo de su cáncer de ovarios debido a que sus polvos de talco contenían amianto desde la década de los 70 del siglo pasado, pero nunca se advirtió a los consumidores de los riesgos que eso suponía.

La decisión del jurado se ha producido después de cinco semanas de vista oral por la que han pasado docenas de expertos llamados por ambas partes.

Johnson & Johnson, que ya anunció que recurrirá al veredicto, defiende que sus productos de talco no contienen amianto y no son causantes de cáncer.

"Johnson & Johnson está profundamente decepcionada con el veredicto, que es resultado de un proceso esencialmente injusto", ha señalado la empresa en un comunicado.

"Métodos erróneos para detectar el amianto", según las demandantes
La Agencia Alimentaria y del Medicamento de EE.UU. encargó un estudio de varias muestras de talco desde 2009 a 2010, incluyendo el fabricado por Johnson&Johnson, pero no se halló ningún resto de amianto en ninguna de ellas.

Sin embargo, el abogado de las demandantes del juicio de San Luis explicó durante la vista oral que la agencia federal, así como otros laboratorios y el propio Johnson&Johnson, han empleado métodos erróneos para detectar la presencia de fibras de amianto.

El talco es el mineral más blando de la Tierra y está ligado al asbestos -del que procede el amianto-, ya que ambos elementos suelen aparecer próximos en los yacimientos.

Así, los demandantes aseguran que ambos minerales se entremezclan en la extracción, haciendo imposible la eliminación de la sustancia carcinogénica. Ese argumento es desmentido por la compañía, que afirma que los rigurosos procesos de pruebas y purificaciones a los que se someten sus productos garantizan que el talco está limpio.
Fuente: Agencias/RTVE|Foto: AP
Comparte la Noticia :
 

Top