Últimas Noticias

2 de julio de 2018

IMSS: MAL USO Y ABUSO DE DISPOSITIVOS MÓVILES ACELERA ALTERACIONES VISUALES

· Su uso prolongado provoca fatiga visual, resequedad, disminución del parpadeo, comezón, ojos rojos, infecciones, entre otras.



· Se recomienda hacer pausas cada media hora, mantener una distancia de 40 centímetros con el dispositivo, si requieren lentes con graduación utilizarlos y utilizar lágrimas artificiales en gotas prescritas por un especialista.



Oftalmólogo del Hospital de Alta Especialidad San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que el mal uso y abuso de los dispositivos móviles acelera y agudiza las alteraciones visuales, por la excesiva exposición a la iluminación de los aparatos electrónicos.



El uso prolongado de los smartphones, las tablets, los ordenadores y las consolas provoca fatiga visual, resequedad, disminución del parpadeo, comezón, ojos rojos, infecciones, entre otras, debido a que el ojo no es lubricado correctamente. Sin embargo, no emiten radiaciones suficientes para causar pérdida de la vista por daños a la retina o córnea, aunque sí disminuye su capacidad.



El coordinador de Trasplante de córnea del Hospital, Jorge Gutierrez Ponce, comunicó que utilizar estos dispositivos con la luz apagada, ocasiona que el alto contraste provoque que el ojo tenga la necesidad de parpadear más, sin embargo, la concentración impide que eso pase, lo que ocasiona que la resequedad sea más rápida y se produzca alguna infección.



A su vez, entorpece al cerebro, ya que no emite que tiene que descansar y al siguiente día el paciente sienta cansancio, es decir, no es el celular sino el mal uso, así lo expresó el oftalmólogo.



Las recomendaciones por parte del especialista del Seguro Social son, hacer pausas cada media hora, mantener una distancia de 40 centímetros con el dispositivo, utilizar lentes de graduación, si lo requieren; someterse a tratamiento específico para aquellos que tengan una predisposición visual y utilizar lágrimas artificiales en gotas prescritas por un especialista.



Recomendó a los menores de 11 años de edad, que el uso de estos aparatos sea limitado y bajo supervisión, ya que no sólo afecta a la vista, sino a su desarrollo cognitivo y emocional, lo cual impacta negativamente en su aprendizaje e imaginación y a socializar.



Aunado a lo anterior, también dispara, entre otras molestias, dolor de cabeza, cuello, mala postura, accidentes peatonales y automovilísticos. Es por ello, lo importante que es aprender a convivir con ellos y evitar consecuencias,



Los expertos recomiendan realizar un examen ocular completo de un especialista para poder prevenir a tiempo alguna infección o disminución visual
Comparte la Noticia :
 

Top