Últimas Noticias

6 de junio de 2018

El presidente de República Checa da una segunda oportunidad al millonario populista Andrej Babis

El presidente de la República Checa, Milos Zeman, ha encargado por segunda vez formar Gobierno al primer ministro en funciones, Andrej Babis, para poner fin al bloqueo político que paraliza el país desde las pasadas elecciones y el fracaso del primer intento de investidura el pasado enero.

El empresario y líder de la populista Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO), Andrej Babis, es primer ministro de forma interina desde enero pasado, cuando fracasó en la investidura de un gabinete monocolor tras vencer en las elecciones legislativas de octubre de 2017 con casi el 30% de los votos.

El euroescéptico Zeman ha asegurado en todo momento su apoyo a Babis para formar un Ejecutivo estable junto a los socialdemócratas, aunque deberá contar también con la abstención de los comunistas para garantizarse una mayoría parlamentaria.

La posibilidad de que los comunistas toleraran la coalición de Gobierno supondría una posición de poder en el Parlamento inédita para la formación desde la caída de la dictadura comunista en 1989.

Tras el nuevo encargo de formar gabinete, se espera que en cuestión de semanas el Primer Ministro se presente con su equipo ante la cámara baja para su investidura.


Miles de personas protestaron anoche en el centro de Praga y otras ciudades del país por que el posible Ejecutivo checo deba contar con la abstención de los comunistas para gobernar.

Algunos ciudadanos también critican el pasado de Babis, acusado de colaborar con la policía política comunista (Stb) en la Checoslovaquia comunista, y su presente, pues es investigado por presunto fraude con fondos comunitarios.

Babis dijo este miércoles que quiere tener elegido a su gabinete en torno al 15 de junio, cuando los socialdemócratas decidan finalmente en una consulta si gobiernan en coalición, y presentarse a la cámara en la primera mitad de julio.


El primer ministro ya había fracasado anteriormente en su primer intento de investidura en la Cámara Baja del Parlamento que tuvo lugar en febrero, al recibir el voto en contra de 116 de los 200 diputados. Babis sólo contó con el apoyo de los 78 legisladores de la populista ANO, ganadora de las elecciones del pasado octubre, y seis diputados se abstuvieron.

En el caso de que Babis no triunfe en su segundo intento de investidura, será el jefe de la Asamblea, Radek Vondrácek, de la populista ANO, el que decidirá el nombre del futuro candidato a presidir el Ejecutivo.

El magnate Babis es propietario del grupo agroindustrial Agrofert y controla dos diarios de tirada nacional, tres canales de televisión y dos emisoras de radio, lo que generó las críticas de sus rivales durante la campaña electoral.
Fuente: EFE/Foto: EFE
Comparte la Noticia :
 

Top