Últimas Noticias

5 de abril de 2018

Grupo de Roxana Luna acapara la mayor cantidad de candidaturas en el PRD morenovallista





■ CUITLATLÁN.Por Fermín Alejandro García.

La conversión de Roxana Luna Porquillo de opositora a ser una destacada morenovallista le ha significado que su facción política dentro de la coalición Por Puebla al Frente sea la segunda con más candidaturas a alcaldes, regidores y diputados, mientras que en el PRD es el grupo dominante, al acaparar la mayor parte de las nominaciones que le tocaron a este partido.

Esas posiciones fueron obtenidas como resultado de un acuerdo directo que hubo entre el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y el senador Héctor Bautista López, quien es líder de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN), que es el grupo político al que pertenece Roxana Luna.

Según el recuento que han hecho los líderes de varias tribus del PRD, este es el paquete de candidaturas obtenidas por Roxana Luna Porquillo y ADN:

Consiguió entre 23 y 25 candidaturas a ediles, algunas solo son postulaciones del PRD y en varios casos en alianza con el PAN.

Colocó aspirantes a regidores en las planillas de los candidatos a alcaldes de las 26 cabeceras distritales del estado de Puebla.

Dos candidaturas a diputadas federales, la de Ana Cristina Ruiz, quien fue postulada por el PAN –dentro de la coalición Por Puebla al Frente– en Cholula y la de Roxana Luna Porquillo, por el distrito 12 de la capital, cuya nominación corrió a cargo del PRD.

Tiene una candidatura a regidora en la capital en la figura de Esperanza Ángel Pajarito, en la planilla de Eduardo Rivera Pérez, quien es el aspirante del PAN a la alcaldía de la capital. Esta mujer fue recompensada ya que originalmente se inscribió como precandidata a diputada por el distrito 12, para de esa manera guardarle el lugar a Roxana Luna.

Sin contar que Vladimir Luna, el hermano de Roxana Luna, controla la mitad del PRD estatal, al compartir la dirigencia con el morenovallista Jorge Benito Cruz Bermúdez.

Para entender la importancia de estos números es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

Dentro de la coalición Por Puebla al Frente quien colocó más candidatos a ediles, regidores y diputados fue Martha Erika Alonso, la abanderada a la gubernatura y quien es líder en la corriente morenovallista.

Luego de las posiciones de Martha Erika Alonso, ni Eduardo Rivera, ni Jesús Giles –el presidente estatal del PAN–, Jorge Benito Cruz Bermúdez, Jorge Aguilar Chedraui o Carlos Martínez Amador, quienes fueron presidente del Congreso y actual líder del Poder Legislativo local, respectivamente, tienen tantas candidaturas como Roxana Luna y ADN.

Al PRD le tocaron 44 candidaturas a presidentes municipales en la coalición Por Puebla al Frente, razón por la cual llama la atención que Luna Porquillo tenga más de 23 nominaciones a ediles.

Ni los perredistas morenovallistas tienen tantas posiciones. Esto fue lo que consiguieron:

Carlos Martínez Amador, actual presidente del Congreso, tiene cinco candidaturas, incluida la de uno de sus hermanos, quien compite por la alcaldía de Huauchinango.

A Julián Rendón, quien es diputado local y siempre ha formado parte del grupo morenovallista, le otorgaron seis nominaciones.

A Mario Franco le dieron una candidatura y a Miguel Tamayo ninguna, pese a que han trabajado siempre a favor de los intereses de Rafael Moreno Valle Rosas.

Pero donde hay mucho mayor malestar es en las corrientes del PRD que se quedaron en el partido y no migraron a Morena, pues a principios de enero pasado formaron un bloque de alianza con Roxana Luna para pelear posiciones en la recomposición de la dirigencia estatal del partido, en la cual Vladimir Luna obtuvo la secretaría general del mismo.

Ahora esas facciones se quedaron sin nada en el reparto de posiciones. La corriente Vanguardia Progresista solamente tiene un candidato a regidor, Izquierda Democrática Nacional un aspirante a alcalde, el Frente de Izquierda Progresista no le toco nada y a Nuevo Foro Sol cuatro nominaciones a alcaldes y un candidato a regidor.

Se dice que la forma en que Roxana Luna consiguió muchas de estas posiciones fue de la siguiente manera:

Cuando en las mesas de negociaciones con el PAN y con Jorge Benito Cruz Bermúdez, no le querían dar alguna plaza al grupo de Roxana Luna, la ex diputada federal se quejaba con Héctor Bautista, quien a su vez se comunicaba con Moreno Valle y el ex mandatario daba la orden de fallar a favor de ADN.

Héctor Bautista siempre utilizaba el argumento de que si no le daban a ADN lo que pedía, entonces rompían la alianza con el PAN en Puebla.

Otra vía es que la delegada nacional del PRD en Puebla, Dulce María Arias, quien es parte de ADN, junto con Roxana Luna, entre los meses de enero y febrero se entrevistaron con los 16 alcaldes que seguían siendo perredistas –ya que otros nueve en años anteriores se pasaron al PAN– y los persuadieron a proponer a candidatos a sucederlos, pero por la vía de la corriente Alternativa Democrática Nacional.

De esos ediles, 12 aceptaron y pusieron a los candidatos a alcaldes bajo las siglas de ADN. Otros cuatro presidentes municipales optaron por dejar el PRD y se fueron a Morena.
Comparte la Noticia :
 

Top