Últimas Noticias

29 de marzo de 2018

"El cierre del consulado ruso en Seattle es una incautación abierta de propiedad rusa por EE.UU."

El cierre de la residencia del cónsul general de Rusia en Seattle es una incautación abierta de una propiedad rusa por parte de las autoridades de EE.UU., dijo a RIA Novosti el cónsul consejero Halit Aisin.

"Se trata de una confiscación indiscriminada de nuestra propiedad que no se ajusta a ninguna norma de derecho internacional", aseveró el diplomático, quien también aseguró que "se viola una de las leyes básicas de EE.UU., el derecho a la propiedad".

No se puede calificar de ninguna otra manera que una confiscación

"Esta es nuestra propiedad, ¿por qué la cierran? No se puede calificar de ninguna otra manera que una confiscación", dijo Aisin.

Aisin agregó que parte del personal del consulado general de Rusia en la ciudad estadounidense "será redistribuido" entre los consulados generales en Nueva York y Houston, así como en la Embajada en Washington. No obstante, numerosos empleados se verán obligados a "regresar a Rusia".

Los archivos del consulado de Seattle también serán enviados a la Embajada rusa en la capital de EE.UU.

El Departamento de Estado de EE.UU. prometió "garantizar la seguridad" de las instalaciones del consulado ruso en Seattle, indicó un representante oficial a RIA Novosti.

Lavrov sobre la expulsión masiva de diplomáticos: "Responderemos a este descaro"
Según Aisin, la residencia del cónsul general ruso en Seattle correrá la misma suerte que la del consulado de San Francisco, cuyas actividades fueron suspendidas por el Gobierno estadounidense en septiembre pasado.

Este lunes, Washington decidió expulsar a 60 diplomáticos rusos por el caso Skripal, además de ordenar el cierre del Consulado ruso en Seattle. Otros países, entre ellos varios Estados miembros de la Unión Europea, anunciaron medidas similares, aunque a menor escala. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, prometió responder a "este descaro".

Hasta el momento, el Reino Unido, que responsabiliza a Rusia del envenenamiento del agente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury el pasado 4 de marzo, no ha presentado ninguna prueba que avale sus acusaciones.
Fuente: RT/Imagen ilustrativa Gleb Garanich / Reuters
Comparte la Noticia :
 

Top