Últimas Noticias

5 de marzo de 2018

Desgarradora confesión de una joven sobre la violación que sufrió organizada por su propia madre



Tuvo que pasar una década para que la australiana Peta Butler reuniera las fuerzas necesarias para denunciar la violación que sufrió en una habitación de hotel cuando contaba con solo 16 años.

Image ilustrativa
Pixabay / Anemone123

Peta Butler tenía solo 16 años cuando sufrió la peor traición en su vida, la que fue cometida por su propia madre en una habitación de hotel en la ciudad de Toowoomba, en Australia.

Allí fue violada por un hombre calvo y gordo, tres veces mayor que ella, mientras que su madre, Therese Butler, que lo había organizado todo, estaba sentada a pocos metros fumando cigarrillos, informa el portal australiano News.com.au.

Pasó una década antes de que ella fuera "lo suficientemente fuerte" para hacer que su madre admitiera lo inimaginable y conseguir que la encarcelaran.

Therese Butler fue hallada culpable de haber embaucado en 2006 a su hija para disfrutar de un supuesto "fin de semana de chicas" en Toowoomba, emborracharla y llevarla hasta una habitación barata de hotel donde fue obligada a mantener relaciones sexuales con un desconocido.


tracy grimshaw
@tracygrimshaw
Peta’s mother is in jail for what happened that night. But “Thommo” has never been found. Tomorrow on @ACurrentAffair9 we’ll tell you everything we know about him and maybe you can help track him down. This a powerful story that will stay with you. https://www.9news.com.au/national/2018/03/02/13/54/exclusive-peta-butlers-quest-to-bring-mother-to-justice-for-rape …

16:43 - 3 mar. 2018

Peta Butler's phone call that trapped her mother in a rape confession
After a decade of silence, Peta Butler finally managed to bring her mother to justice for the horrific crim...

9news.com.au
13


Ver los otros Tweets de tracy grimshaw
Información y privacidad de Twitter Ads
Ahora, mientras Therese Butler pasa su merecido castigo en una cárcel, Peta ha decidido contarlo todo.

"Pasado poco rato de eso [después de que la chica bebiera alcohol], él entró a la habitación. No dijo nada. Literalmente caminó hacia mí, se quitó la ropa y me quitó los pantalones. Estaba paralizada. No pude hacer nada. Simplemente no pude moverme ", relató Peta a una periodista de Courier Mail.

Cuando se le preguntó por qué tardó diez años en revelar lo ocurrido, la joven respondió que no se sentía lo suficientemente fuerte y pensaba que no la iban a creer. Decidió afrontarlo después de dar a luz a sus propias hijas, cuando decidió obligar a su madre a confesarle lo que había sucedido en una conversación telefónica que grabó.
RT
Comparte la Noticia :
 

Top