Últimas Noticias

15 de febrero de 2018

Las autoridades mexicanas temen una "fuga" de la exsindicalista Elba Esther Gordillo

Argumentan que convirtió su prisión domiciliaria en una "oficina de despacho" y que su influencia podría "desestabilizar la paz y seguridad del Estado mexicano".

En medio de las tensiones políticas y resistencias de la sociedad civil por la aprobación de la polémica Ley de Seguridad Interior de México, la Procuraduría General de la República (PGR) concedió en diciembre pasado la prisión domiciliaria a Elba Esther Gordillo, quien se desempeñó por décadas como dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el país.

Según el diario Reforma, el magistrado federal Miguel Ángel Aguilar López le otorgó este beneficio a la maestra Gordillo con la condición de que, en un plazo no mayor a 24 horas, la PGR instaurara las medidas cautelares bajo las que estaría resguardada la exlideresa del SNTE en su domicilio, entre ellas, un brazalete que le fue retirado durante la primera semana de reclusión.

Recientemente, la Fiscalía dijo que endurecerá las condiciones de arraigo, ya que Elba Esther "podría fugarse", además de haber convertido su prisión domiciliaria en una "oficina de despacho", de acuerdo con El Universal. Por ello, las autoridades federales decidieron imponer un régimen "más restringido" de visitas, llamadas y correos electrónicos.

Carlos Romero Deschamps, actual dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).México: Un país de bajos salarios con los líderes sindicales más longevos de América Latina
Según la misma fuente, la influencia política de Gordillo podría "desestabilizar la paz y seguridad del Estado mexicano", al recibir diariamente a una decena de personas, con las que mantiene reuniones sobre temas de los que no se tiene registro. Además, la PGR argumentó que, desde que la exlideresa del SNTE fue trasladada a su domicilio, "no se ha podido verificar el inmueble".

Por su parte, Marco Antonio del Toro, abogado de Gordillo, relató al mismo rotativo que las acciones de la PGR obedecen a una "mordaza propia de los regímenes totalitarios", haciendo hincapié que la prisión domiciliaria consiste en "el beneficio del adulto mayor de permanecer en su domicilio", en tanto se concluye el proceso penal en su contra.

La exdirigente del SNTE enfrenta desde 2013 un juicio acusada de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada. Sin embargo, Gordillo nunca ha pisado una celda oficial, ya que la mayor parte de estos casi cinco años ha sido internada en centros médicos debido a presuntos problemas de salud.
Fuente: RT|Foto:Imelda Medina / Reuters
Comparte la Noticia :
 

Top