Últimas Noticias

28 de febrero de 2018

EXIGE OCHOA INVESTIGAR A RICARDO ANAYA Y A BARREIRO

 

POR TRIANGULACIÓN Y LAVADO DE DINERO.


Afirma que el panista le mintió al pueblo de México y lo agarraron con las manos en la masa
Reitera que Anaya es un dos caras, un mentiroso y un corrupto, que se ha enriquecido de manera ilegal
Asegura que en esta ocasión, sus cajas chinas y sus mentiras no le funcionarán
El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, exigió hoy a las autoridades competentes investigar a Ricardo Anaya y al empresario Manuel Barreiro por lavado de dinero.

“Ricardo Anaya le dijo al pueblo de México, a través de su declaración 3de3, que tenía un ingreso de 90 mil pesos al mes. Anaya también dijo que sus suegros le ayudaban en el proyecto educativo de sus hijos que vivían en Atlanta, con el pago de las colegiaturas y la manutención”, señaló.

“Pues bien, ahora sabemos que todo eso era una mentira. Cuando Ricardo Anaya era diputado federal compró un terreno en Querétaro, por 10 millones de pesos”, subrayó.

Ochoa Reza cuestionó: ¿cómo le alcanzó el dinero a Ricardo Anaya, que ganaba 90 mil pesos al mes, para comprar un terreno de 10 millones de pesos?

Anaya, puntualizó Enrique Ochoa, ha dicho que hipotecó su casa, pero en la declaración 3de3 no queda clara tal hipoteca.
“Anaya dice que recibió un préstamo, pero nunca ha ofrecido la documentación bancaria que acredita que recibió un préstamo. La verdad es que todo huele muy mal”, sostuvo.

“¿Quién le vendió el terreno a Ricardo Anaya por 10 millones de pesos en Querétaro?”, añadió Ochoa Reza.

Al respecto, el Presidente del CEN del PRI sostuvo que a Anaya se lo vendió la empresa de su amigo Manuel Barreiro, a quien ahora trata de desconocer y quien hoy está en Canadá amparado, tratando de evitar que México y distintas instituciones financieras del mundo lo investiguen por llevar a cabo actividades ilegales.

Detalló que a lo largo de los siguientes dos años, Ricardo Anaya construyó una bodega en el terreno, para luego vender todo en 54 millones de pesos.

“¿Cómo hicieron esta operación? Pues con una transa más. Manuel Barreiro y Ricardo Anaya contrataron a unas personas para que ocultaran la ruta del dinero, para que esos 54 millones de pesos que han llegado a las cuentas de Ricardo Anaya recorrieran distintos países, incluyendo paraísos fiscales, para que no se supiera de dónde venía ese dinero”, dijo.

“Además, crearon una empresa fantasma con prestanombres, para simular la compra. Pero ahora todo el pueblo de México sabe la verdad”, remarcó.

Ochoa Reza sostuvo que la simulación de dicha compra se supo porque precisamente las personas que ellos contrataron para ocultar el dinero ya contaron la historia y ya implicaron a Manuel Barreiro y a Ricardo Anaya en toda esta transa, que incluye empresas fantasma, triangulación y lavado de dinero.



“Ricardo Anaya es un dos caras, es un mentiroso y es un corrupto, se ha dedicado a lavar dinero y ha aprovechado su posición como diputado federal, como Presidente del PAN y ahora como candidato a la Presidencia, para mentirle al pueblo de México y para enriquecerse de manera ilegal.

“La exigencia es muy simple: se deben llevar a cabo todas las investigaciones en México y en el extranjero, para documentar las trampas de Ricardo Anaya.

“El lavado de dinero, los moches y la triangulación de recursos son delitos que se tienen que perseguir y que se tienen que castigar. Anaya, te agarraron con las manos en la masa y en esta ocasión tus cajas chinas y tus mentiras no hacen sentido”, finalizó Ochoa Reza.



Ricardo Anaya y su equipo mienten nuevamente





El equipo de campaña de Ricardo Anaya dijo falsamente que, derivado de una auditoría realizada al Programa de Adultos Mayores de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), no se derivaron suspensiones a servidores públicos.

Nuevamente se trata de una mentira.

Como se hizo público a través del comunicado oficial número 352 emitido por la SEDESOL el 9 de diciembre de 2016 (https://www.gob.mx/sedesol/prensa/95043), más de 400 servidores públicos fueron suspendidos y separados de sus encargos, resultado de una auditoría que solicitó José Antonio Meade durante su gestión en esta dependencia.

Dicha información fue corroborada esta mañana por la Secretaría de la Función Pública a través de su comunicado número 030 (https://www.gob.mx/sfp/prensa/sanciona-sfp-a-servidores-publicos-por-irregularidades-cometidas-en-el-programa-para-adultos-mayores).

Sobre la petición de revelar los nombres de los funcionarios suspendidos, llama la atención el grado de ignorancia de Ricardo Anaya y de su equipo. Los artículos 110 y 113 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública determinan que los datos personales son considerados como información reservada por la naturaleza de los procedimientos que se siguen.

En cuanto a otros señalamientos, se reitera que, por instrucciones de José Antonio Meade, diversos procesos administrativos se encuentran en proceso de desahogo.

Una vez más, Ricardo Anaya busca desviar la atención sobre las graves acusaciones que han sido formuladas en su contra por beneficiarse de un esquema de lavado de dinero, mediante el uso de empresas fantasma que le generaron ganancias por 54 millones de pesos.
Comparte la Noticia :
 

Top