Últimas Noticias

22 de enero de 2018

Venezolanos hacen fila 4 horas para sacar ¡2 pesos!

Venezuela.- La crisis de efectivo en Venezuela no es asunto nuevo. Sin embargo, los altos índices de inflación —de dos mil 600 por ciento en 2017, según el Parlamento venezolano— han hecho que los venezolanos no tengan billetes suficientes para hacer casi ninguna transacción.

Para acceder a 10 mil bolívares (cuatro centavos de dólar, calculado al precio del mercado negro), en Venezuela es necesario hasta hacer cuatro horas de fila. Son pocos los cajeros automáticos que tienen efectivo, por lo que deben acudir a las sucursales a retirar dinero. Al final sólo pueden sacar entre cinco mil bolívares (dos centavos de dólar) y 25 mil bolívares (11 centavos de dólar).

La autoridad bancaria de Venezuela determina cada mes cuánto pueden retirar los clientes en los cajeros automáticos, según un comunicado oficial. Pero ese monto no se da a conocer públicamente. En agosto, los medios de comunicación venezolanos reportaron que la autoridad bancaria había fijado el límite de 10 mil bolívares (equivalente a cuatro centavos de dólar) por persona y ahí se ha mantenido.

Lilibeth Bueno estuvo más de una hora en un cajero en la avenida Andrés Bello, al centro de Caracas, y no pudo retirar dinero. Cuando le quedaban sólo cuatro personas por delante se acabó el efectivo. Aseguró que ha tenido que dejar de comprar ciertos productos por no tener billetes.

“Hay sitios en los que te venden el kilo de tomates en 10 mil bolívares si pagas en efectivo, pero si te toca pagar con tarjeta de débito te cobran el kilo en 20 mil bolívares, esto es un desastre”.

“Esto está peor que el año pasado. Conseguir el dinero es muy difícil. Uno tiene que estar todos los días en una cola y lo que sacas no te alcanza para nada. Yo perdí mi trabajo por no tener efectivo para poder movilizarme”, afirma al periódico venezolano El Nacional, Avimael Ribas, que vive en Carapita, Caracas, y cada día debe pagar tres mil bolívares, sólo para que un jeep lo baje de su casa, hasta la avenida principal.

Ribas trabajaba como guardia de seguridad en un edificio corporativo, en Chacao, al este de la ciudad. Se ausentó en dos ocasiones al trabajo por no tener el dinero para pagar el transporte, y aunque justificó porque no podía llegar, le dijeron que era preferible que buscara algo que le quedara más cerca de su casa.

“Yo entendí su posición. Ahora estoy trabajando por mi cuenta, pero el problema del efectivo es fuerte. Yo no quiero tener más dinero preso. Mi banco sólo me da 10 mil bolívares diarios (cuatro centavos de dólar), y para salir y llegar a su casa gasto seis mil bolívares (dos centavos de dólar)”.

“Sólo te permiten sacar cinco mil por día. ¿Entonces qué hago? ¿Abro una cuenta en seis bancos distintos? ¡Es absurdo!”, advierte Gustavo Vásquez.

El pasado viernes los pensionados por el Banco Bicentenario, que fueron a cobrar en Ciudad Guayana, en el estado Bolívar, decidieron cerrar la avenida Paseo Caroní, y así denunciar que no han podido cobrar la subvención en billetes desde el jueves. La excusa del banco es: “no ha llegado la remesa”.

Más de 300 adultos mayores esperaban afuera del banco, algunos desde la noche anterior y otros desde la madrugada, con la esperanza de obtener el pago de 347 mil 914 bolívares en efectivo (apenas 1.6 dólares).

Economistas han advertido que el año pasado el BCV incrementó en una cantidad importante la liquidez, pero no aumentó al mismo ritmo el número de billetes en circulación. Aseguran que en la calle sólo hay la mitad de los papeles que se necesitan.

Además, los billetes que más se ven son los de baja denominación, pues aunque el BCV anunció la ampliación del cono monetario a finales de 2016, aún no hay suficientes piezas nuevas.

¿Por qué hay desabasto de billetes?

• La escasez de efectivo en el país es una consecuencia directa de la excesiva emisión de dinero bancario con respecto a la cantidad de dinero en efectivo existente.

• La cantidad de billetes que circulan en la economía es demasiado baja para sostener a toda la masa de dinero bancario (que la se sustenta en libros contables, pero no existe físicamente) que ha puesto en circulación el Banco Central de Venezuela (BCV).

• Para imprimir billetes, el BCV debe comprar con divisas en el exterior el necesario papel moneda o pagar directamente por su impresión en otros países.

• En la nación sudamericana, la cantidad de billetes y monedas en efectivo representa tan sólo el 5.7 por ciento de todo el circulante del país, mientras que los depósitos bancarios a la vista y de ahorro transferible representan el 94.30 por ciento restante.
Fuente: La Razón | Foto: Especial
Comparte la Noticia :
 

Top