Últimas Noticias

30 de enero de 2018

Una de las mujeres acusadas de matar al hermano de Kim Jong Un que creía que actuaba para un show de televisión

Una de las mujeres acusadas de matar a Kim Jong Nam, hermano del líder norcoreano, Kim Jong Un, no era consciente de que se trataba de un asesinato real porque creía que había sido contratada para actuar en un programa de televisión, según ha alegado este martes su abogado, Gooi Soon Seng, en una de las sesiones del juicio.

La indonesia Siri Aisyah está acusada, junto a la vietnamita Doan Thi Huong, de matar a Kim Jong Nam rociando su cara con VX, un agente químico venenoso, en un cuarto de baño del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur el pasado 13 de febrero.

El abogado de Aisyah ha asegurado que la mujer pensaba que se trataba de una broma para un programa de televisión. Según su versión, el 5 de enero de 2017 un taxista malasio se le acercó en un club nocturno de Kuala Lumpur y la preguntó si quería participar en un show japonés.

A la mañana siguiente, el conductor, identificado como Kamarudin Masiod, presentó a Aisyah a Ri Ji U, un norcoreano que se hizo pasar por un japonés, en un centro comercial de Kuala Lumpur. Ella vio algunas bromas protagonizadas por otra mujer y después aceptó la oferta. La propia Aisyah hizo otras bromas por las que recibió unos 100 dólares.

La reunión entre Aisyah, Kamarudin y el falso japonés, que se presentó como James, fue capturada por las cámaras de seguridad del centro comercial, pero Wan Azirul, un testigo, no ha podido confirmar que las bromas tuvieran lugar. "No estoy seguro", ha dicho.

Ri fue señalado como sospechoso por la Policía de Malasia poco después de que se produjera el asesinato. Los abogados de la defensa sostienen que fue un crimen motivado políticamente en el que estarían implicados varios agentes norcoreanos de la Embajada en Kuala Lumpur y en el ambas mujeres se habrían visto envueltas sin ser conscientes.

Estados Unidos y Corea del Sur sostienen también esta tesis y apuntan más alto, acusando directamente a Kim Jong Un de la muerte de su hermano, que vivía en Hong Kong. El régimen norcoreano, por su parte, ha dirigido sus sospechas a Washington y Seúl.
Fuente: Europa Press|Foto:A3
Comparte la Noticia :
 

Top