Últimas Noticias

31 de octubre de 2017

Puigdemont desde Bélgica: no pide asilo pero no volverá sin “garantías de juicio justo”

El expresident de la Generalitat de Cataluña, desde ayer en Bélgica, no tiene planeado volver a España si la situación no mejora para él. Así lo ha declarado en su primera comparecencia a los periodistas en una multitudinaria rueda de prensa dada en Bruselas este martes.

El objetivo de su visita, como ha revelado, es doble. De una parte, quiere poner el problema catalán “en el corazón de Europa” y denunciar la “imparcialidad” y el “déficit democrático” del Estado Español.

Por otro, ha afirmado no estar en Bélgica para “pedir asilo”, pero no volverá hasta que no existan “garantías inmediatas de un tratamiento justo”. El expresident ha asegurado que "le quieren meter en la cárcel por cumplir el programa electoral", y que si bien su objetivo no es "escapar de la acción de la Justicia", exige garantías antes de volver.

“Si se permitiera un juicio justo, independiente, con separación de poderes, lo que vemos en la mayoría de países europeos, sin duda retornaría de manera inmediata” ha explicado.

En cuanto a sus obligaciones y su delicada situación política, ha aclarado que no ha “abandonado” el Govern y que se plantea “trabajar” desde la capital belga en la gestión de la presidencia. No obstante, sí ha declarado aceptar la convocación de elecciones para el 21 de diciembre, cuyo resultado espera que Rajoy acate.

A la salida, un centenar de personas han despedido al expresident a la salida del edificio donde ha hablado con la prensa. Algunas con banderas españolas y europeas y al grito de "Viva España, visca Cataluña" y “cobarde”; otras, con vítores, clamando "President, president".

Primer ministro belga: “mantendremos contacto con España”

La presencia del expresident no ha pasado desapercibida en el panorama político belga. El primer ministro del país, Charles Michel, ha asegurado que el expresidente de la Generalitat de Cataluña no está en el país “ni por invitación ni a iniciativa del Gobierno belga” y ha asegurado que mantendrán "contactos diplomático regulares" con España.

No obstante, ha querido dejar claro que la visita de Puigdemont a Bélgica es, ante todo, legal. “La libre circulación en el seno del espacio Schengen le permiten estar presente en Bélgica sin ninguna otra formalidad”.

"El Señor Puigdemont dispone de los mismos derechos y deberes como cualquier ciudadano europeo, ni más ni menos. El Gobierno velará por el respeto del Estado de Derecho", ha asegurado el jefe del Ejecutivo belga en un comunicado.


Michel y sus críticas al Gobierno español

Michel ha recordado que "según las palabras del Señor Puigdemont, ha venido a Bruselas porque se trata de la capital de Europa”. Se desmarca así de cualquier postura oficial de otorgamiento de asilo político, por el momento.

La actuación del Michel está estudiada con lupa desde el Gobierno en España. Michel ya fue criticado desde el ejecutivo por su fuerte crítica a la actuación del pasado 1 de octubre y sus reiteradas llamadas al diálogo para resolver una crisis que tildó de “política”.

Puigdemont, que llegó en el más absoluto secretismo este lunes a Bélgica – incluso jugó al despiste enviando una foto de del Palau de Justicia mientras viajaba rumbo a Bruselas - mantuvo una reunión con el letrado belga Paul Bekaert, conocido por haber defendido a varios etarras detenidos en Bélgica para tratar de evitar su extradición a España. Finalmente, lo ha designado como su letrado.
Fuente: Te interesa.es/POR. JOSÉ MIGUEL BARJOLA/ AGENCIAS, Madrid
Comparte la Noticia :
 

Top