Últimas Noticias

13 de octubre de 2017

Pierden bodegas, salvan uvas


En Napa y Sonoma, al menos cinco vinícolas han sido destruidas por los incendios, pero 90 por ciento de las cosechas están a salvo.
Aunque aún no hay reportes completos sobre el número de bodegas y las hectáreas de viñedos afectadas por los 17 fuegos que han hecho arder ocho condados del norte de California, las asociaciones de viticultores de Sonoma y Napa tienen ya conocimiento de cinco bodegas con pérdidas totales o muy significativas y nueve más con daños a sus instalaciones.

"Los incendios continúan fuera de control, la energía eléctrica y el servicio de telefonía son irregulares y el acceso al condado continúa muy restringido", declaró Karissa Krue, presidenta de Viticultores de Sonoma.

"No hemos podido obtener actualizaciones precisas, ya que la mayor parte está aún bajo órdenes de evacuación. Sólo hemos confirmado que Paradise Ridge, bodega en Santa Rosa, ha sido destruida".

Esta vinícola, establecida en 1978, sirvió como escenario de múltiples enlaces nupciales. De sus instalaciones hoy sólo quedan restos de muros ennegrecidos.

"La familia Byck y el equipo de Paradise Ridge está desolado por la pérdida de nuestra bodega en el incendio de Tubbs.

"La bodega puede estar destruida, pero nuestros viñedos, que son la base de nuestros vinos, sobrevivieron. Nuestros pensamientos están con los muchos que han perdido tanto y nos sabemos bendecidos de que nuestra familia y equipo estén a salvo. Somos resilientes y reconstruiremos", publicó la vinícola en su sitio web.

Ancient Oak Cellars, también en Santa Rosa, reportó a través de su Facebook que el incendio destruyó una casa, dos graneros de secoya y el mostrador de degustación de su propiedad, pero que sus vinos y barricas están a salvo.

Establecida en 1870, White Rock Vineyards es otra de las afectadas. Esta bodega, perteneciente a la familia Vandendriessche y ubicada en el distrito de Stag's Leap, en el Valle de Napa, se quemó el lunes.

De Signorello Estate, una vinícola familiar en el Sendero Silverado, sólo quedan escombros y botellas calcinadas.
Reforma
Comparte la Noticia :
 

Top