Últimas Noticias

23 de octubre de 2017

Doger y Zavala se mostraron cercanos a Meade y con más posibilidades de obtener la candidatura a gobernador

■ CUITLATLÁN.Por Fermín Alejandro García.

Al viejo estilo de las “cargadas”, el sábado una parte importante del priismo poblano le rindió pleitesía al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, a quien le montaron un acto con el pretexto de reflexionar sobre el papel de la mujer en la política y con el firme propósito de corearle que el será el próximo “presidente”. Más allá del corte lisonjero del acto, lo que quedó asentado es que son tres los priistas que están más cerca del ánimo de quien parece es “el tapado”: Jorge Estefan Chidiac, Javier López Zavala y Enrique Doger Guerrero.

Si se parte de la idea de que el presidente estatal del tricolor, Jorge Estefan Chidiac, estaría –desde ahora– llamado para ser parte de la campaña electoral del PRI nacional, en caso de que Meade sea el beneficiado del “dedazo presidencial”, la competencia por la candidatura priista a la gubernatura queda reducida a dos personas: el ex diputado federal Javier López Zavala y Enrique Doger Guerrero, el actual delegado del IMSS en el estado.

Algo curioso, tanto Doger como Zavala en algún momento coquetearon con el Partido Movimiento de Regeneración Nacional y con su líder Andrés Manuel López Obrador, en mucho porque ambos en el pasado no remoto fueron excluidos del PRI. Aunque la lealtad al Partido Revolucionario Institucional ya dejó de ser algo importante, si se toma en cuanta que hace seis años José Antonio Meade Kuribreña era parte del gabinete de un gobierno panista.

El acto fue muy cuidado en su construcción, para que solamente estuvieran presentes los priistas cercano a Meade y no asistieran los del bando contrario, los que siguen apostando a que Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación, será el candidato presidencial.

Por eso fue notoria la ausencia de Juan Carlos Lastiri Quirós, el subsecretario de la Sedatu, y una larga lista de delegados del gobierno federal, quienes son partidarios de Osorio Chong.

Habría que observar si este lunes, cuando Miguel Ángel Osorio Chong visite la ciudad de Puebla, con motivo de un acto en contra de la violencia de género, las fuerzas vivas del PRI también lo buscan para gritarle consignas a favor de que sea el próximo aspirante presidencial.

El acto que fue organizado por el Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) tuvo el propósito de iniciar el posicionamiento de Meade entre las bases priistas, por aquello de que sea “el tapado”. El mismo evento fue usado para mostrar quienes son los políticos que están en el ánimo del secretario de Hacienda, algo importante si se parte de que los candidatos del tricolor se elegirán por asamblea de delegados, que en términos prácticos es por “dedazo”.

Es decir, si Meade es el abanderado a la presidencia de la República, él será quien de manera personal decidirá quien será el candidato del PRI a gobernador de Puebla.

Las cuatro figuras que brillaron el sábado fueron:

Jorge Estefan Chidiac, quien recibió, acompañó y despidió a Meade Kuribreña, haciendo gala que es parte del grupo político del Secretario de Hacienda y que sería parte de su equipo de campaña del encargado de las finanzas públicas del país, en caso de que sea nominado a la contienda presidencial.

Javier López Zavala, quien fue candidato a la gubernatura en el año 2010, tuvo un lugar en la primera fila de los invitados y fue reconocido, abrazado y hasta bromeado por José Antonio Meade. Y eso en política no es simple coincidencia.

Enrique Doger Guerrero no solamente recibió el saludo y las sonrisas del secretario de Hacienda, sino que el evento del sábado corrió a cargo de Sandra Montalvo, quien preside el ONMPRI en Puebla y es parte del grupo político del delegado del IMSS, además de que al parecer es quien habría estado atrás de las loas de “presidente” dedicadas a Meade Kuribeña.

La senadora María Lucero Saldaña Pérez también tuvo un buen día el sábado, no solamente por haber estado cerca del secretario de Hacienda, sino porque ha crecido la posibilidad de que ella pudiera ser la candidata del PRI a la alcaldía de Puebla.

No solamente por el asunto de las cuotas de género que necesita cubrir el PRI, sino ante la posibilidad de que el “plan B” de Martha Erika Alonso, la secretaria general del PAN y esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, sea buscar la candidatura a la alcaldía en Puebla, en caso de que se complique la posibilidad de ser postulada a la gubernatura.

Se estima que José Antonio Meade dejaría la titularidad de la Secretaría de Hacienda en un par de semanas, una vez que se apruebe el paquete fiscal federal.

Sin embargo, el priismo poblano no aguanto a los tiempos oficiales y se adelantó a hacer su propio mini–destape.
Comparte la Noticia :
 

Top