Últimas Noticias

3 de octubre de 2017

"Acoso" a la policía: ¿Por qué están echádolos de los hoteles en Cataluña?

El Govern lo ha dejado claro: quieren que la Policía Nacional y la Guardia Civil se retiren de Cataluña. Lo dijo este lunes el president de la Generalitat Carles Puigdemont en rueda de prensa a la vez que pedía la mediación de la Unión Europea y aseguraba que declararían la independencia. Apenas unas horas después de sus declaraciones algunos de los policías que se encontraban hospedados en hoteles en Cataluña eran desalojados sin previo aviso.

Miembros del Gobierno han asegurado que se trata de una campaña de "acoso" y coacciones para echar a las fuerzas de seguridad de Cataluña.

Hoteleros "obligados" a echar a los policías

La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha denunciado que trabajadores y responsables de hoteles como en Pineda del Mar (Barcelona) habían sido presionados por los ayuntamientos para expulsar a los policías bajo amenazas de cierre.

Para demostrar estas supuestas amenazas se ha difundido una carta en la que los responsables del hotel lo denuncian. "Debido a una reunión que hemos tenido con responsables del ayuntamiento de Pineda del Mar, nos vemos obligados bajo amenaza de cerrarnos los hoteles durante cinco años, a desalojar el contingente de policías nacionales de nuestros hoteles", dice la carta.
Sin embargo, el alcalde de Pineda de Mar (Barcelona), Xavier Amor del PSC, ha negado que el consistorio haya presionado para que se vayan del municipio los 400 agentes de la Policía Nacional alojados, y ha defendido que su principal objetivo es "preservar la convivencia".

El alcalde del municipio ha destacado que el Ayuntamiento ha tenido "un papel activo para intentar garantizar la convivencia en el municipio" en el que centenares de personas se han manifestado contra la presencia de los agentes, si bien eso no significa que se haya presionado ni amenazado al hotel ni a la Delegación del Gobierno en Cataluña para que se vayan.

Interior responde: la policía se quedará

Como respuesta, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido ha convocado una cumbre de urgencia de la cúpula de este departamento para estudiar medidas ante la situación. Zoido ha anunciado que el Gobierno ha tomado la decisión de que ni los policías nacionales ni los guardias civiles "abandonen ningún hotel donde haya contrato en vigor".

En una comparecencia sin pregunta desde el Ministerio del Interior tras reunirse en Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro ha condenado o que considera "asedios que representan el odio y el totalitarismo", comprometiéndose a recurrir a los tribunales para frenarlos.

"Lo único que hacen allí", ha dicho sobre estos agentes, "es garantizar la libertad y derechos de todos los catalanes, cumplimiento órdenes jurisdiccionales".
Fuente: Te Interesa.es|POR.VERÓNICA GARCÍA / Agencias
Comparte la Noticia :
 

Top