Últimas Noticias

24 de septiembre de 2017

Gana Cárdenas el apoyo de importante grupo plural de académicos y activistas


■ CUITLATLÁN.Por Fermín Alejandro García.

Algo que difícilmente logrará cualquier otro aspirante a ser candidato a gobernador de Puebla, incluyendo a los que están compitiendo por la postulación en Morena, es lo que consiguió Enrique Cárdenas Sánchez el miércoles pasado al poder reunir a un importante grupo plural de académicos de universidades públicas y privadas, a periodistas, activistas culturales y defensores del patrimonio histórico, urbanistas y empresarios que manifestaron su entusiasmo de que el ex rector de la Universidad de las Américas (UDLA) pudiera llegar a ser un contendiente por la titularidad del Poder Ejecutivo y que logre una transformación real del estado, consistente en combatir la corrupción y priorizar las necesidades de la población, por encima de intereses políticos y económicos.

La reunión se realizó en el domicilio privado de la antropóloga y activista en los temas de género Catalina Pérez Osorio y de Francisco Vélez Pliego, quien es el director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la UAP Alfonso Vélez Pliego. Al encuentro asistieron docentes e investigadores de la Ibero, la UPAEP, del INAH, de la UDLA y en su mayoría de la Universidad Autónoma de Puebla, junto con empresarios que han pugnado por mejorar el tema de la transparencia en el Poder Ejecutivo local y algunos periodistas.

Algunos de ellos en 2010 apoyaron la candidatura de Rafael Moreno Valle y con el paso del tiempo acabaron desencantados del panista. Y una parte de los asistentes, es la primera vez que se acercan a Morena y al proyecto de López Obrador, situación que ha sido posible por la presencia de Cárdenas en ese ámbito.

La importancia de este grupo es que la mayoría de sus asistentes tienen una alta influencia en la generación de ideas en la opinión pública.

Nadie llegó a buscar convencerse si Cárdenas es una buena opción. El ánimo que privó en los asistentes fue el sumarse al proyecto de que el ex rector de la UDLA se convierta en el próximo candidato de Morena a la gubernatura y sobre todo, que si logra ganar la elección de 2018, enarbole un plan de gobierno surgido de ámbitos académicos, de la sociedad civil y de organizaciones que han luchado contra la corrupción, la violación a los derechos humanos, la destrucción del medio ambiente, la marginación del campo y los abusos de poder.

La mayor parte de la reunión fueron preguntas de los asistentes que querían saber el grado de compromiso de Cárdenas, que le pidieron definir cómo ayudar para que consiga la candidatura, que le cuestionaron si ya tiene un diagnóstico de las condiciones socioeconómicas del estado, que le plantearon que debe trabajar para hacer más habitable la entidad, que le demandaron investigar los negocios que Rafael Moreno Valle Rosas hizo desde el poder y buscar establecer una metodología para escuchar todas las voces críticas y sus propuestas queden plasmadas en su plan de gobierno, en caso de llegar a Casa Puebla.

Cárdenas en su respuesta actuó con mesura. Antes de hablar de todos esos temas, aclaró, lo prioritario es sujetarse a las reglas que fijó Morena para quienes aspiran a ser candidato a la gubernatura.

No sin antes reconocer que ha causado molestia en Morena por su presencia, ya que muchos lo ven como “un paracaidista” que irrumpió en ese partido sin tener militancia o participación en el mismo. Sin embargo, dijo que está buscando limar asperezas, situación que logrado con todos los aspirantes a la candidatura a gobernador, menos con el ex priista Alejandro Armenta Mier y el senador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Definió que en mucho su participación se debe a que “hay un buen chance” para que Morena gane la gubernatura de Puebla en 2018. Su propósito es que si esta fuerza política gana en la entidad poblana, sea un ejemplo, “una cuña”, para que en el resto de los estados del país se de un cambio de régimen político.

“Si no gana Andrés Manuel López Obrador la elección de 2018”, atajó, difícilmente habrá un cambio en México “desde arriba”, por tanto es fundamental trabajar estado por estado para sacar del poder a los grupos que tienen secuestrado al país, que se destacan por su alto grado de corrupción y porque siempre anteponen sus intereses personales, por encima de las necesidades de la nación.

Ante los cuestionamiento de por dónde se debe empezar para que se consiga un cambio, Enrique Cárdenas planteó un esquema sencillo: primero garantizar que lo más elemental funcione en Puebla, lo que implica tener un gobierno decente, que esté acotado por contrapesos –que consiste en tener un Congreso local que sea un contrapeso real– y evitar que se corrompan los miembros de la administración estatal.

Y como parte de ese proceso, lo elemental es garantizar que funcione el Sistema Estatal Anticorrupción para que se “pueda barrer la basura” que hay en el poder público local.

Recordó que cuando él llegó a la rectoría de la UDLA tenía proyectos muy ambiciosos y entonces el director del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Javier Beristaín, le enseñó lo fundamental que es: primero “es salir del hoyo”, para después “poder ver el horizonte” y planear grandes proyectos.

Esa fue su guía. Primero solucionó la mala relación que había entre alumnos y maestros, para anteponer como objetivo la buena enseñanza.

Para el caso de Puebla, dijo, “estamos en un hoyo cañón. Lo más elemental no funciona”.

Algo que enfatizó en varias ocasiones, es que para ganar la gubernatura no alcanza el respaldo de Morena y Andrés Manuel López Obrador, sino que se necesita concitar la participación de muchos sectores de la sociedad.

Ninguno de los asistentes discrepó con el invitado central.
Comparte la Noticia :
 

Top