Últimas Noticias

30 de agosto de 2017

SUFREN MÁS MUJERES DE TRASTORNO COGNITIVO: IMSS

· Después de los 85 años, 4 de cada 10 adultos padecen de esta enfermedad

· El padecimiento es originado por factores genéticos y ambientales

Derivado de que las mujeres tienen una esperanza de vida mayor, son ellas quienes más padecen el trastorno neurocognitivo, que es originado por factores genéticos y ambientales, explicó el médico geriatra del Hospital de especialidades de San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Hugo González Gómez.
Especificó que el trastorno neurocognitivo es más frecuente en personas adultas mayores de 60 años; después de los 85 años, la proporción se da en cuatro de cada 10, aunque también se ha presentado en pacientes jóvenes de 45 años, aunque estos casos son menos comunes.
El especialista recordó que anteriormente este padecimiento era conocido como demencia senil, sin embrago, se ha concluido que ésta no existe, ya que lo que sí se da es una demencia a consecuencia del Alzheimer, del Parkinson, de los cuerpos de lewy o del multi-infarto y que en su conjunto provocan el deterioros cognitivo.
Detalló que la enfermedad se condiciona por dos factores: genéticos y ambientales; la primera por alteraciones cromosómicas que predisponen el desarrollo de la enfermedad. Entre los ambientales, figuran la baja escolaridad, la falta de ejercicio y enfermedades crónicas degenerativas como son la diabetes y la hipertensión, entre otras.
Hizo un llamado a la población a estar atenta a señales como: alteraciones con la memoria, repetición de preguntas, olvido de pequeñas cosas, se le pierde la cartera, el reloj, a veces empieza a tener otro tipo de variación como el que le falla hacer cosas que antes hacía con regularidad.
“Empieza a desconocer a gente que no veía hace tiempo, alteraciones en el juicio, comportamiento distante a su rutina, tiene problemas con el lenguaje y el aprendizaje, en muchos casos se tornan agresivos”, narró el médico geriatra.
Mencionó que en muchos casos, los doctores no detectan el trastorno neurocognitivo, debido a que no se tiene referencia de la rutina o del comportamiento en casa del paciente, en cambio, los familiares sí perciben estos cambios de conducta o el distanciamiento hacia sus seres queridos, y ellos lo tienen que exponer en las consultas.
“Hay una predisposición a tener esta enfermedad cuando la mamá y el papá padecen Alzheimer; para prevenir hay que hacer mucho ejercicio y tener buenos hábitos alimenticios para evitar otros padecimientos; hay que tener actividad cognitiva como sumas, ejercicios de diferenciación”, recomendó el especialista.
Finalmente puntualizó que cuando en la familia se tiene a una personas con este padecimiento, el cuidador o cuidadores deben capacitarse e informarse para entender las conductas, ya que hay veces que el adulto mayor puede sufrir de sobrecarga de cuidados y, en consecuencia, podría derivar en acciones hostiles contra el cuidador.
Comparte la Noticia :
 

Top