Últimas Noticias

15 de agosto de 2017

MORENA Puebla, ¿dos caminos?.Por Soleares Por Jesús Manuel Hernández.



La percepción de muchos analistas, observadores y ciudadanos politizados, es que MORENA Puebla tiene muchas posibilidades de ganar en 2018 posiciones electorales, diputaciones, locales, federales, ayuntamiento e incluso la gubernatura.

Esas percepciones se han visto alimentadas en los momentos cuando políticos de otros partidos han abandonado su militancia para sumarse a las filas de López Obrador al firmar el pacto convocado y con ello mostrarse públicamente seguidores de esa corriente.
Las apariciones de José Juan Espinosa, Miguel Barbosa Huerta, Fernando Manzanilla y Alejandro Armenta Mier, han despertado comentarios. Pocos veían en su acción desinterés por posiciones electorales, pero entre más se acercan los tiempos, se van mostrando los trabajos individuales, los logros y por supuesto los objetivos.

Antes que este grupo, existió otro, uno que viene haciendo la talacha del trabajo cotidiano por varios años, ese donde han militado ciudadanos de izquierda, intelectuales, activistas, promotores de López Obrador antes de que existiera la creencia generalizada de que sí se puede ganar.
Los unos son para los otros “arribistas”, y viceversa para los unos los otros son “perdedores”, nunca han ganado una elección.
Y en ese sentido MORENA enfrenta los últimos días una dicotomía de militancia y pronunciamientos.

El antiguo y aceptado grupo de militantes se reunió el sábado 13 de agosto bajo el lema de “Reconstruyamos México” presentando oradores que han dado ejemplo de vida en la izquierda y de oposición al gobierno. David Méndez, Carlos Figueroa, Catalina Pérez Osorio, Julio Glockner, fueron secundados por representantes de la academia, la investigación, la defensa del patrimonio y hasta empresarios hubo.

El centro de su discurso fue en torno a cómo construir un proyecto nacional desde la ciudadanía luego de resolver el conflicto entre el sectarismo y el oportunismo.
Los segundos, ofrecieron una conferencia de prensa el lunes 15 de agosto y exigieron al gobernador Antonio Gali que tome una postura frente a las acciones de espionaje contra los políticos ante la cercanía del inicio de procesos y que según ellos sigue detentando el poder del espionaje gente que obedece a Rafael Moreno Valle.

El mensaje final ratificó que Armenta, Barbosa y Manzanilla quieren estar en la lista de candidatos, unos considerarían anotarse como militantes, y otros, como Manzanilla, desde el espacio ciudadano, pero todos apegados a las directrices nacionales y demostrando su trabajo con las bases en los distritos que les han responsabilizado.
A simple vista, parecieran dos caminos para obtener el poder, los viejos y los neo morenistas que buscan aprovechar la coyuntura del país y de Puebla para cambiar las cosas.
El escenario se antoja algo así como volver los ojos a la sociedad civil y rechazar la partidocracia. Ambos grupos pudieran ser la clave del éxito o del fracaso de los comicios de 2018 si es que no se ponen de acuerdo; la afinidad de liderazgos, proyectos, trabajo, organización y recursos, puede dejar, quizá, algo bueno.
O por lo menos, así me lo parece

Comparte la Noticia :
 

Top