Últimas Noticias

20 de agosto de 2017

La NASA se adentra en un supervolcán

Los científicos de la NASA están elaborando las estrategias para prevenir una erupción de un supervolcán que podría tener efectos devastadores para el clima, escribe The Independent.

Los investigadores creen que una perforación en la base de unos de los supervolcanes más peligrosos del mundo, ubicado en el Parque Nacional de Yellowstone, podría ser la solución al problema. Los chorros de agua de alta presión se bombearían desde dentro para enfriarlo, liberando calor de la cámara del magma y evitando que explote.

No obstante, según Brian Wilcox del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, perforar un supervolcán conlleva numerosos peligros potenciales.

"Si se perfora la parte superior de la cámara de magma y se trata de enfriar desde allí, esto resultaría muy arriesgado", apuntó el experto a la cadena BBC.

Estas acciones harían la cobertura sobre la cámara del magma más frágil y propensa a la fractura. De esta manera, se podría activar la liberación de varios gases volátiles nocivos de la parte superior de la cámara.
A juicio de Wilcox, "la amenaza del supervolcán es sustancialmente mayor que la amenaza de asteroides o cometas".

Una erupción de un supervolcán podría acarrear tales consecuencias como el hambre mundial y la liberación de cantidades masivas de dióxido de azufre en la atmósfera. De acuerdo con las estimaciones de la ONU, las reservas mundiales de alimentos, en este caso, durarían tan solo 74 días.

El mayor temor de los vulcanólogos es la ceniza esparcida por el viento. Según el investigador Larry Mastin, esto debería preocupar, en primer lugar, a las personas que viven a barlovento de las posibles erupciones.

Mayores erupciones ocurren en promedio una vez cada 100 mil años. La erupción supervolcánica más reciente tuvo lugar hace 27 mil años en Taupo, en Nueva Zelanda.

De acuerdo con el Servicio Geológico de EU, no habrá erupciones en el territorio de Yellowstone durante siglos. Sin embargo, Wilcox indicó que el supervolcán del Parque explota aproximadamente una vez cada 600 mil años y, según el experto, "ya han pasado cerca de 600 mil desde que explotara por última vez".

El plan de la NASA es perforar alrededor de diez kilómetros en Yellowstone y bombear agua que se extraerá lentamente. El costo del proyecto puede alcanzar los 3 mil 500 millones de dólares.

Fuente: Agencias
Comparte la Noticia :
 

Top