Últimas Noticias

4 de agosto de 2017

El Servicio Secreto de EE.UU. deja la Torre Trump por un desacuerdo sobre la renta

El Servicio Secreto de Estados Unidos ha abandonado el espacio que ocupaba en la Torre Trump de Nueva York, tras una disputa entre el Gobierno y la compañía del presidente del país, Donald Trump, sobre el alquiler, informaron hoy varios medios.

Los miembros de esta agencia, que debe garantizar la seguridad del jefe de Estado y de la residencia que tiene en el edificio, operan ahora desde un tráiler situado en la calle, según los diarios "The Washington Post" y "The New York Times".

Desde finales de 2015, cuando Trump se convirtió en uno de los favoritos para lograr la candidatura republicana a la Casa Blanca, el Servicio Secreto tenía instalado un puesto de mando en una unidad de la torre, un piso por debajo de la residencia del magnate.

De acuerdo con los periódicos, las negociaciones entre las dos partes para continuar el alquiler fracasaron el mes pasado y, aunque no hay un motivo oficial, dos fuentes aseguraron a "The Washington Post" que las diferencias sobre el precio fueron uno de los motivos.

Desde su toma de posesión, el presidente no ha vuelto a su apartamento en la torre

"Tras mucha consideración, se determinó mutuamente que sería más rentable y práctico desde un punto de vista logístico que el Servicio Secreto alquile espacio en otro sitio", dijo al periódico Amanda Miller, una portavoz de la Trump Organization.

Desde su toma de posesión el pasado enero, el presidente no ha regresado a su apartamento neoyorquino, aunque su esposa, Melania, y su hijo menor, Barron, vivieron allí hasta que se trasladaron a Washington en junio.

La Torre Trump está situada en la Quinta Avenida de Manhattan y ofrece tanto espacios residenciales como de negocios. Los dos hijos de Trump que han quedado al frente de su empresa trabajan allí habitualmente, según los rotativos.

El Departamento de Defensa de EE.UU. tiene actualmente instalada en el edificio una oficina militar para dar apoyo a la Casa Blanca y paga por el espacio 130.000 dólares al mes. La oficina, según "The Wall Street Journal", es propiedad de un tercero, por lo que el dinero no beneficia directamente a la compañía del presidente.
Fuente: EFE
Comparte la Noticia :
 

Top