Últimas Noticias

6 de julio de 2017

Las anécdotas del portavoz de Juan Pablo II: miedos, consejos, lágrimas y despedidas

La confirmación oficial llegó con este mensaje del actual portavoz del Papa, y con esta foto que sintetizó sus 22 años al frente de la comunicación vaticana.

Cuando Juan Pablo II lo convirtió en su portavoz, Joaquín Navarro-Valls tenía 48 años y era corresponsal en Roma del periódico español ABC.

JOAQUÍN NAVARRO-VALLS

"Le dije: 'Santo Padre, esto es una responsabilidad muy grande para mí. Es un tema capaz de angustiar a cualquier persona'. Y me dijo algo que me ha servido muchas veces en la vida: 'No se puede hacer bien un trabajo si sólo se piensa en la responsabilidad. Si sólo se piensa en la responsabilidad entonces te sientes como amarrado, como encerrado dentro de esa responsabilidad'”.

Profesionalizó y agilizó el modo de informar del Vaticano. Pero gracias a su sintonía con el Papa, se convirtió en uno de sus principales colaboradores.

De aquellos años tenía cientos de historias. Formó parte de la delegación vaticana para las cumbres sobre Población y Mujer en Cairo y Pekín. Y preparó el terreno para el viaje de Juan Pablo II a Cuba.
JOAQUÍN NAVARRO-VALLS

"La tarde en la que ya se terminaba el viaje, estábamos en le aeropuerto para tomar el avión. En el discurso de despedida de Castro, vino a decir "Le agradezco a usted todo lo que ha dicho en este país, incluso las cosas que usted ha dicho con las que yo podría no estar de acuerdo”. Es un modo muy delicado y cortés. Naturalmente si hubiera estado de acuerdo en todo con el Papa, aquello hubiera cambiado y no ha cambiado. Recuerdo en los últimos años de su vida, cuando estábamos, sobre todo en el verano, en la montaña, que alguna vez le hacía una fotografía para los periódicos que lo pedían. La enfermedad, el Parkinson, había hecho que aquella persona, que Juan Pablo II, que era, tenía una expresión siempre sonriente, había perdido la sonrisa, al menos externamente. Entonces, acordándome de que a él le hacían mucha gracia los payasos de circo, en alguna ocasión me ponía una nariz falsa, roja, de payaso. Decía 'Santo Padre...', me miraba y en aquel momento era una ocasión que reía. Entonces hacía la fotografía y así se podía dar a la prensa una foto del Papa en esas ocasiones”.

Los periodistas vieron su rostro más humano cuando se le rompió la voz mientras explicaba el parte médico de Juan Pablo II.

JOAQUÍN NAVARRO-VALLS

"El Papa está consciente, extraordinariamente tranquilo, con los problemas relativos de la dificultad respiratoria. Una imagen nueva para mí. Dificultad respiratoria lógica... Si hay alguna novedad nos mantenemos en contacto. De todas formas la Sala de prensa estará siempre abierta. Gracias. Fue una despedida silenciosa, no había necesidad de palabras. Fue mirarnos en los ojos, estaba todo ya dicho. No era necesario intentar decir nada. Al día siguiente, menos de 24 horas después, murió”.

Fue también el rostro del Vaticano durante la Sede Vacante y durante el cónclave que eligió a Benedicto XVI. Durante un año fue el portavoz del nuevo Papa y le acompañó en sus primeros pasos y viajes.

JOAQUÍN NAVARRO-VALLS

"En el páramo del pensamiento profundo de nuestra época, la voz, la palabra, la riqueza conceptual de Benedicto XVI está llenando una época”.

Aunque era español, su ciudad era Roma. Aquí será también enterrado, y con él, un capítulo importante de la historia del Vaticano.
Fuente: Rome Reports| Foto: ABC.ES
Comparte la Noticia :
 

Top