Últimas Noticias

19 de julio de 2017

Daesh sigue siendo "la amenaza terrorista más potente" pese a estar en su punto más bajo: EEUU

Daesh sigue siendo "la amenaza terrorista más potente a la seguridad global" a pesar de que perdió territorio en Irak y Siria y quedó "en su punto más bajo en cuanto a fuerza en el campo de batalla desde al menos 2014", según el informe anual sobre el terrorismo en el mundo del Departamento de Estado de EEUU. El documento afirma que Daesh "fue responsable de más ataques y muertes que ningún otro grupo" terrorista en 2016, con un 20 % más de ataques y un 69 % más de muertes en Irak que en 2015. El grupo yihadista perpetró ataques en 20 países el año pasado, gracias a sus "ocho filiales reconocidas y numerosas redes no declaradas que operan fuera" de sus bastiones en Irak y Siria, con especial fuerza en África Occidental (Boko Haram), Afganistán, Pakistán, Egipto, Libia y Yemen.

"Daesh fue expulsado de casi una cuarta parte del territorio que controlaba en Siria e Irak al comienzo del año", indica el informe. Las trabas impuestas por numerosos países al flujo de combatientes extranjeros hacia esos países, "sumadas a las muertes en combate, dejaron al grupo en su punto más bajo en cuanto a fuerza en el campo de batalla desde al menos 2014", agrega.

No obstante, hubo "muertes masivas" como consecuencia de atentados en espacios públicos, "a veces utilizando medios y métodos poco sofisticados", como el atropello de cientos de personas en Niza (Francia) en julio de 2016, y los ataques en un mercado navideño en Berlín en diciembre y en el aeropuerto de Estambul en junio.

Por lo demás, Estados Unidos cree que Al Qaeda y sus filiales regionales mostraron "resistencia" en 2016 y siguieron "amenazando los intereses" estadounidenses, mientras que "los grupos terroristas apoyados por Irán", como el libanés Hizbulá, "siguieron amenazando a los aliados e intereses de EEUU" pese a las sanciones en su contra. A pesar de que Daesh aumentó sus atentados en 2016, a nivel global los ataques terroristas bajaron un 9 % y las muertes provocadas por ese fenómeno se redujeron en un 13 % respecto a 2015.

El descenso en los ataques "se debió principalmente a la reducción de los atentados y las muertes en Afganistán, Siria, Nigeria, Pakistán y Yemen", aunque otros países experimentaron un aumento, entre ellos Irak, Turquía, Somalia, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, según el documento. En 2016 hubo ataques terroristas en 104 países del mundo, pero el 55 % de ellos se concentraron en apenas cinco: Irak, Afganistán, Pakistán, India y Filipinas, mientras que el 75 % de las muertes se produjeron en Irak, Afganistán, Pakistán, Siria y Nigeria. En 2016 hubo un total de 11.072 ataques terroristas en todo el mundo, que provocaron 25.600 muertes y dejaron más de 33.800 heridos, y más de 15.500 personas fueron secuestradas por grupos terroristas en todo el mundo, según el informe.

Elogios a España en la lucha contra el terrorismo

"Las autoridades españolas mantuvieron un sólido intercambio de información con sus homólogos estadounidenses sobre amenazas terroristas y trabajaron estrechamente con sus socios regionales, como Marruecos y Argelia, para desmantelar las redes terroristas de reclutamiento", dice el informe. Además, según la diplomacia estadounidense, España ha sido un "contribuyente significativo" a la coalición internacional liderada por Estados Unidos y que lucha contra Daesh en Siria e Irak.

Al respecto, el informe detalla que España, a lo largo de 2016, ha enviado a más de 300 militares a una base en Besmayah a unos 45 kilómetros de Bagdad, para entrenar a las fuerzas de seguridad iraquíes que luchan contra los yihadistas de Daesh. El documento recoge la decisión del Consejo de Ministros de España del 9 de diciembre del 2016 para solicitar autorización al Congreso de los Diputados para el despliegue en Irak de efectivos del cuerpo de la Guardia Civil, así como el incremento del personal de las Fuerzas Armadas españolas.

"En diciembre, el Consejo de Ministros de España aprobó el despliegue de 150 agentes policiales y del cuerpo militar para apoyar los esfuerzos de entrenamiento de la Coalición", reza el informe, que dedica una pequeña sección a España, dentro de la parte dedicada a Europa.

Sobre ETA, el informe señala que la banda terrorista no ha lanzado ningún ataque desde que anunció "el cese definitivo de la actividad armada" en 2011. El Departamento de Estados de EEUU considera que, aunque ETA no se ha disuelto formalmente, "su coherencia se vio aún más erosionada" con la detención en noviembre de 2016 en Francia de su último jefe, Mikel Irastorza, quien había sustituido en 2015 en la cúpula de la banda terrorista a David Pla e Iratxe Sorzabal. El pasado 8 de abril, en Bayona (Francia), ETA escenificó un supuesto desarme en el que entregó a las autoridades galas la localización de ocho de sus depósitos de armas, que contenían 120 armas de fuego, 3 toneladas de explosivos y varios miles de municiones y detonadores.

En el momento en el que en marzo la banda anunció ese desarme, Estados Unidos declinó hacer una valoración al indicar que no está "en posición de determinar su seriedad, validez o intención", según dijo uno de los portavoces de la diplomacia estadounidense, Noel Clay. Estados Unidos no ha desvelado, por el momento, si se plantea retirar a ETA de su lista de organizaciones terroristas internacionales, en la que se encuentra desde 1997. ETA ha tenido una trayectoria de más de medio siglo de violencia, con el asesinato de al menos 856 personas, decenas de secuestros y extorsión a numerosos empresarios para recaudar fondos.
Fuente: EFE|Foto: Hispantv
Comparte la Noticia :
 

Top