Últimas Noticias

8 de julio de 2017

Anularían elección por exceder gastos Anaya y Riquelme

Saltillo.- La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) abrió la posibilidad de que se declare el rebase en el tope de gasto de campaña a Gobernador de Coahuila.

Esto constituiría una causal de nulidad de dichos comicios donde el ganador oficial resultó ser el candidato del PRI, Miguel Ángel Riquelme.
En sesión privada realizada la noche del jueves, la Comisión aprobó –con votación dividida– la aplicación de criterios establecidos en el Reglamento de Fiscalización para hacer un nuevo cálculo de gastos de campaña.

Con ello, se calcularon los gastos de partido conforme al valor más alto del servicio contratado. Además, se resolvió incluir como gasto de campaña lo pagado por cada partido a sus representantes de casilla, el cual no había sido reportado en tiempo por los partidos en su informe ante el INE.

Otro añadido es el de la revisión del prorrateo mediante el cual los partidos dividieron los gastos entre sus distintos candidatos a los cargos de Gobernador, diputados y alcaldes. De tal suerte que eso elevaría los gastos de campaña para Gobernador del priista Riquelme y del panista, Guillermo Anaya.

El jueves por la noche en una sesión privada, la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) dejó abierta la posibilidad de que se declare el rebase en el tope de presupuesto de gasto de campaña a Gobernador de Coahuila. Por lo que se constituiría una causal de nulidad de dichos comicios, donde el ganador oficial resultó ser el candidato del PRI, Miguel Ángel Riquelme.

Documentos preliminares y fuentes consultadas señalan que, hasta ahora, el PRI tiene un gasto de 18.9 millones de pesos y el PAN de 17.1 millones, mientras que el tope de gastos en la entidad es de 19.2 millones de pesos.

Explicaron que, tan sólo con la aplicación del criterio de revisar el pago a representantes de casilla, el INE perfila la posibilidad de adjudicarle 4 millones extra de gasto al PRI y 3.1 millones al PAN, con lo cual ambos partidos rebasarían el tope.

La ley establece que si hay un rebase de más del 5% del candidato ganador, toda elección deberá ser anulada, por lo que si se acredita esta situación, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, instancia a la que le compete resolver recursos en esta materia, será la encargada de dictaminar si procede la anulación.

Si bien aún no se termina el ajuste a los dictámenes en los aspectos del prorrateo y la matriz de gastos, de aprobarse incluir el tema del pago a representantes de casilla como erogación de campaña. En el caso del PRI quedaría en 22.9 millones de pesos de gasto, lo cual es un excedente de aproximadamente 19 por ciento.

Los dictámenes, que serán circulados hoy sábado a los partidos, tendrán que ser aprobados el próximo viernes 14 de julio por el Consejo General del INE. En el caso extremo de que los tribunales electorales determinen la anulación de la elección, ambos candidatos estarían impedidos para poder competir en nuevos comicios.

Fuente: Zócalo Saltillo
Comparte la Noticia :
 

Top