Últimas Noticias

20 de junio de 2017

Mueren 25 niños a la semana por armas


Los índices de muertes infantiles por armas de fuego en EU dependen de varios factores.
Las muertes por armas de fuego son la segunda causa de fallecimiento para los niños estadounidenses con 25 decesos a la semana, sólo detrás de los accidentes de tránsito.

Entre 2012 y 2014, en promedio, mil 297 niños menores de 18 años murieron al año por este motivo.

Se registró un promedio de 693 homicidios, 493 suicidios y 82 muertes no intencionales al año. Así como 5 mil 790 casos de lesiones por armas de fuego, la mayoría por asalto.

Según un análisis en la revista Pediatrics basado en los datos recogidos por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y por el Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones, se determinó que la tasa anual de homicidios por armas de fuego entre los niños afroamericanos (3.5 por 100 mil) fue casi 10 veces más alta que entre la población blanca.

Sin embargo, la tasa de suicidios entre los niños blancos fue cuatro veces mayor a la de la comunidad afroamericana.

Asimismo, concluyeron que la tasa de muertes por armas de fuego no intencionales entre los niños afroamericanos es el doble la de los blancos.

Las tasas de mortalidad por armas de fuego variaron muy poco de acuerdo a la ubicación geográfica. Sólo en ocho estados (Delaware, Hawai, Maine, New Hampshire, Dakota del Norte, Rhode Island, Dakota del Sur y Vermont) hubo menos de 20 muertes por arma de fuego al año entre 2010 y 2014.

El Distrito de Columbia y Louisiana tuvieron las tasas más altas, con 4.5 y 4.2 por cada 100 mil, respectivamente.

Las tasas de homicidio más altas se ubicaron en siete estados del sur: Alabama, Florida, Georgia, Louisiana, Mississippi, Carolina del Sur y Tennessee. Sin embargo, también se reportaron altos índices en Illinois, Missouri, Michigan, Ohio, Connecticut, Maryland, Pennsylvania, California y Nevada.

Según el análisis, los suicidios infantiles por arma de fuego son más comunes en Montana, Idaho, Oklahoma y Alaska.

La mayoría de las muertes por heridas de bala no intencionales fueron provocadas por otro niño de la misma edad mientras jugaban con una pistola o la mostraban a los demás.

También señalaron que los índices de homicidio infantil disminuyeron un 36 por ciento: de 1.4 por cada 100 mil en 2007 a 0.9 en 2014.

Por el contrario, los suicidios aumentaron un 60 por ciento (de 1 por cada 100 mil en 2007 a 1.6 en 2014).

"No existe un motivo específico que influya en el aumento de la probabilidad de muerte por armas de fuego", señaló Katherine Fowler, autora del análisis.

Fowler indicó que los niños corren un mayor riesgo si tienen problemas académicos, motivos para ser agresivos y la falta de la supervisión de un adulto.

"La probabilidad aumenta en comunidades con altos niveles de inestabilidad, presencia de pandillas, venta de drogas, desempleo o pobreza", concluyó Fowler.
Reforma
Comparte la Noticia :
 

Top