Últimas Noticias

7 de junio de 2017

‘Ganamos la elección, defenderemos el voto’: PRI



“Priistas de Coahuila, ganamos la elección, defenderemos el voto, no nos vamos a dejar”, sostuvo Enrique Ochoa Reza, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, en un evento realizado en el CDE del PRI para celebrar de manera “anticipada” el triunfo de Miguel Ángel Riquelme Solís.


Afirmó que el Estado de México y Coahuila son prioritarios para el PRI.

“Venimos a Coahuila convencidos de que ganamos y que mañana –hoy– el cómputo nos ratificará la victoria. Decimos a la ciudadanía ‘vamos a defender tu voto, la democracia y vamos a gobernar contigo para el bien de Coahuila y de sus familias; vamos a defender cada uno de los votos, porque cada voto es igual de importante, en todas las regiones vamos a defender el voto… Incluso los candidatos que no resultaron ganadores contribuyeron con votos a favor de Riquelme”.

Acusó a Guillermo Anaya Llamas, candidato del PAN, de ser mal perdedor: “Que quede claro, la suma de múltiples candidatos perdedores no da un candidato ganador, el único ganador es Miguel Riquelme”.

Aseguró que al final del cómputo de las actas se ratificará a Riquelme como el próximo gobernador de Coahuila y el PRI se mantendrá unido en Coahuila; pues mientras otros buscan el conflicto post electoral, el PRI privilegiará la unidad social del estado.



Agradece Riquelme

Por su parte, Riquelme Solís agradeció a los ciudadanos por el voto que le dieron para ganar una campaña que realizó de manera responsable en los 38 municipios, y así le dieron el respaldo en la elección del domingo.

Reclamó que el PAN denoste a los electores, al desarrollo del proceso electoral y objete el resultado en la elección de gobernador, pero no dice nada en lo que respecta a las diputaciones y alcaldías, pese a que los ciudadanos que actuaron como funcionarios de casilla contaron los votos de las tres elecciones.

“Ya hay un resultado, un ganador, esperaremos a mañana a que se terminen de convencer de que perdieron la Gubernatura”, dijo, al indicar que el próximo domingo estarán festejando que les entreguen la constancia del triunfo electoral.

“El triunfo de esta coalición está firme y el domingo lo estaremos confirmando… Todavía les va a doler más, una vez que nos entreguen la constancia: el triunfo de esta coalición está firme”.

En su mensaje, reconoció el respaldo del CEN para sacar adelante la Gubernatura.

“Termino pidiéndoles un gran aplauso para una persona que supo valorar a Coahuila, que estuvo de principio a fin, que no vino de payasete, como otros, que vino a trabajar, que vino a sudar la camiseta, a ensuciarse los zapatos y que obtuvimos el respaldo irrestricto del CEN: Enrique Ochoa y Claudia Ruiz”.

En tanto, Manolo Jiménez, quien ganó la Alcaldía saltillense, se mostró entusiasmado y recordó que en campaña aseguró que recuperarían la Presidencia Municipal y que conservarían Gubernatura, lo que se logró, hecho que no han podido asimilar “los azulillos, que cuando no les conviene el resultado dicen que hubo trampa o sacan una bola de excusas, pero les vamos a ganar ese pleito y Riquelme será el próximo gobernador”.

“Ahora hay que seguir trabajando por el bien de Saltillo, por el bien de Coahuila. Si Dios y la gente con nosotros ¿quién contra nosotros?”.

‘Actas nos dan el triunfo’

Por su parte Verónica Martínez García, dirigente del PRI en Coahuila, aseguró que con las actas de resultados en poder del partido, y que también tienen los partidos opositores, se da por hecho el triunfo en la Gubernatura con más de 30 mil votos de diferencia.

Además, el PRI gana 28 alcaldías, incluyendo Parras de la Fuente, aunque aquí con un cabildo compartido con el PVEM, así que mantiene el mismo número que en la elección del 2013.

Asimismo, ganan 8 diputaciones de mayoría y, dependiendo, del conteo oficial, tendrán derecho a 2 o 3 curules por la vía de representación proporcional.

“El resultado es contundente. Tenemos el 100% de las actas y tenemos una diferencia de más de 30 mil votos, esto significa que Riquelme es el próximo gobernador y lo vamos a demostrar; estamos ansiosos por que empiece a hacerse el conteo para que los azulillos terminen de darse cuenta que volvieron a perder la elección.

“Lo dijimos antes, que Anaya iba a perder, perdió en la Gubernatura pasada y volvió a perder en ésta. Nosotros tuvimos candidatos y candidatas de altura que estuvieron cerca de la ciudadanía, que llevaron su oferta política y no nos basamos en una campaña de denostaciones ni en campañas negras como ellos lo hicieron”.

Añadió que el PRI se mantiene cerca de la gente y es el único partido que trabaja todo el año con sus líderes sociales en todos los rincones del estado, por eso hay respaldo a sus candidatos.

“Donde la ciudadanía no nos favoreció seguiremos trabajando para ganarnos su confianza y donde nos favoreció, regresaremos a todos los rincones a dar las gracias por elegirnos nuevamente para gobernar y empezar a cumplir compromisos”.

Al evento asisten Claudia Ruiz, secretaria general del CEN; Tereso Medina Ramírez, senador; Edna Ileana Dávalos Elizondo y Francisco Saracho Navarro, diputados federales priistas, así como José Refugio Sandoval Rodríguez, legislador federal por el PVEM.



El priismo celebra

Los militantes y simpatizantes del PRI tardaron dos días en dar rienda suelta al júbilo partidista. El domingo pasado por la noche esperaban estar festejando en la explanada del CDE del
tricolor, sin embargo, las deficiencias del conteo rápido y del Programa de Resultados Electorales Preliminares, operados por el Instituto Electoral de Coahuila, les impidió tener certeza en el resultado y la celebración se canceló aquella ocasión.

Miles de seguidores se reunieron en el lugar, la explanada resultó insuficiente y obligó a bloquear el bulevar Francisco Coss en ambos sentidos, con el apoyo de unidades de la Policía Municipal.

Hombres y mujeres bailaban al ritmo de la cumbia, sonreían y festejaban lo que consideran ya un triunfo.

¡Histórica marcha!

De a poco se fue llenando la avenida Universidad. Seis en punto de la tarde de un martes calificado como histórico en Coahuila. La convocatoria hecha por los candidatos a la Gubernatura del Estado fue atendida por los ciudadanos.

El primero en llegar fue Armando Guadiana, entre vítores y saludos encabezó el contingente. Iba precedido por José Ángel Pérez Hernández, el “Arre”. Pero la gente esperaba a quien se declaró ganador de la batalla electoral. Quien les pidió salieran a la calle a defender el voto.



Comenzó la marcha, apenas dieron vuelta sobre Venustiano Carranza se unió Lucho Salinas. Detuvieron el paso antes de llegar a González Lobo. Fue en esos escasos 100 metros que los candidatos se unieron para gritar a una sola voz “¡No vamos a dejar que nos roben la elección!”.

La consigna fue recibida con ánimo por los asistentes a la marcha. En ese tramo apareció el más esperado, Guillermo Anaya, el tumulto enloqueció con su presencia, la batucada ensordecía a los presentes. También llegaron integrantes de la alta esfera pancista nacional. Llegó Margarita Zavala, después Ricardo Anaya, líder nacional del PAN.

Memo tomó el megáfono, gritó “¡Javier, dónde estás, vente para acá, te estamos esperando!”, se refería al independiente que faltaba, entre la gente Javier Guerrero se abrió paso para llegar con el resto de los candidatos que formaron el frente opositor por un Coahuila Digno.

Para este momento habrían pasado ya más de 30 minutos y la marcha comenzó. Miles de personas comenzaron a seguir a los candidatos. Éstos iban rodeados por los integrantes de la prensa que intentaban obtener una gráfica del grupo opositor. Los guardias custodiaban a los candidatos y no eran suficientes para rodear a los candidatos.

La marcha fue pacífica. Hubo consignas como “¡No nos vamos a dejar!” y “¡Anaya estamos contigo!” recorrieron V. Carranza hacia el sur, el destino era la Plaza de Armas. Pasaron por el puente de Francisco Coss. Debajo el eco de los vítores, aplausos y la tambora ensordecieron a los presentes.



Fueron más de 30 minutos de caminata. A medio camino se les unieron Santiago Creel y Rafael Moreno Valle, integrantes de la más alta cúpula del PAN. Todos iban para apoyar, a defender un triunfo que aún no está declarado, porque faltan actas por contar, faltan votos por computar.

Un templete reunió a todos estos personajes. Abajo los ciudadanos que marcharon esperaban las palabras del candidato. Primero fue Lucho Salinas, después José Ángel, luego Javier Guerrero, tocó turno a Guadiana de hablar y finalmente el más esperado: Anaya tomó el micrófono y no habló hasta que los gritos cesaron, no lo dejaban, todos gritaban.


“Pueblo de Coahuila... Hoy Coahuila es otro. Hoy Coahuila pelea por su dignidad. A partir de mañana, vamos a pedir que cuenten las boletas. Queremos dejar de sentir vergüenza porque siempre que hablan de Coahuila hablan de corrupción e impunidad y ya no nos vamos a dejar. No vamos a permitir que nos quiten nuestra decisión”.



El candidato instó a los miles de asistentes que abarrotaron la explanada de la Plaza de Armas a defender su voto, a pelear por su decisión. Aplaudieron su discurso, lo vitorearon “¡Anaya el pueblo te respalda!” retumbó en las paredes del Palacio Rosa.


Vino la despedida. Guadiana tomó el micrófono y comenzó a entonar el Himno Nacional. El grito de guerra fue replicado por los demás candidatos y luego todos los presentes se unieron.

Miles atienden llamado

Tras culminar la marcha por un Coahuila Digno a la que convocó el lunes por la tarde, el candidato de la Alianza Ciudadana por Coahuila, aseguró que fueron más de 50 mil las personas que atendieron el llamado a defender la elección.

“Cuadras y cuadras, no tengo el cálculo correcto pero vi como nunca antes en la historia de Coahuila un mar de gente que quiere libertad y que no vamos a permitir que nos roben la elección, creo fueron más de 50 mil”.



El candidato calificó como histórica esta marcha y la formación de un bloque opositor al régimen priista conformado por todos los candidatos a la Gubernatura de Coahuila.

“Hoy hicimos historia al estar unidos todos los candidatos opositores al régimen de Rubén Moreira y del PRI. No vamos a permitir que el Instituto Electoral logre que nos roben esta elección. Vamos a vigilar muy bien, vamos a tener gente en cada comité municipal, en cada comité estatal”.



¡Histórica marcha!

De a poco se fue llenando la avenida Universidad. Seis en punto de la tarde de un martes calificado como histórico en Coahuila. La convocatoria hecha por los candidatos a la Gubernatura del Estado fue atendida por los ciudadanos.

El primero en llegar fue Armando Guadiana, entre vítores y saludos encabezó el contingente. Iba precedido por José Ángel Pérez Hernández, el “Arre”. Pero la gente esperaba a quien se declaró ganador de la batalla electoral. Quien les pidió salieran a la calle a defender el voto.



Comenzó la marcha, apenas dieron vuelta sobre Venustiano Carranza se unió Lucho Salinas. Detuvieron el paso antes de llegar a González Lobo. Fue en esos escasos 100 metros que los candidatos se unieron para gritar a una sola voz “¡No vamos a dejar que nos roben la elección!”.

La consigna fue recibida con ánimo por los asistentes a la marcha. En ese tramo apareció el más esperado, Guillermo Anaya, el tumulto enloqueció con su presencia, la batucada ensordecía a los presentes. También llegaron integrantes de la alta esfera pancista nacional. Llegó Margarita Zavala, después Ricardo Anaya, líder nacional del PAN.

Memo tomó el megáfono, gritó “¡Javier, dónde estás, vente para acá, te estamos esperando!”, se refería al independiente que faltaba, entre la gente Javier Guerrero se abrió paso para llegar con el resto de los candidatos que formaron el frente opositor por un Coahuila Digno.

Para este momento habrían pasado ya más de 30 minutos y la marcha comenzó. Miles de personas comenzaron a seguir a los candidatos. Éstos iban rodeados por los integrantes de la prensa que intentaban obtener una gráfica del grupo opositor. Los guardias custodiaban a los candidatos y no eran suficientes para rodear a los candidatos.

La marcha fue pacífica. Hubo consignas como “¡No nos vamos a dejar!” y “¡Anaya estamos contigo!” recorrieron V. Carranza hacia el sur, el destino era la Plaza de Armas. Pasaron por el puente de Francisco Coss. Debajo el eco de los vítores, aplausos y la tambora ensordecieron a los presentes.



Fueron más de 30 minutos de caminata. A medio camino se les unieron Santiago Creel y Rafael Moreno Valle, integrantes de la más alta cúpula del PAN. Todos iban para apoyar, a defender un triunfo que aún no está declarado, porque faltan actas por contar, faltan votos por computar.

Un templete reunió a todos estos personajes. Abajo los ciudadanos que marcharon esperaban las palabras del candidato. Primero fue Lucho Salinas, después José Ángel, luego Javier Guerrero, tocó turno a Guadiana de hablar y finalmente el más esperado: Anaya tomó el micrófono y no habló hasta que los gritos cesaron, no lo dejaban, todos gritaban.

“Pueblo de Coahuila... Hoy Coahuila es otro. Hoy Coahuila pelea por su dignidad. A partir de mañana, vamos a pedir que cuenten las boletas. Queremos dejar de sentir vergüenza porque siempre que hablan de Coahuila hablan de corrupción e impunidad y ya no nos vamos a dejar. No vamos a permitir que nos quiten nuestra decisión”.

El candidato instó a los miles de asistentes que abarrotaron la explanada de la Plaza de Armas a defender su voto, a pelear por su decisión. Aplaudieron su discurso, lo vitorearon “¡Anaya el pueblo te respalda!” retumbó en las paredes del Palacio Rosa.

Vino la despedida. Guadiana tomó el micrófono y comenzó a entonar el Himno Nacional. El grito de guerra fue replicado por los demás candidatos y luego todos los presentes se unieron.

Miles atienden llamado

Tras culminar la marcha por un Coahuila Digno a la que convocó el lunes por la tarde, el candidato de la Alianza Ciudadana por Coahuila, aseguró que fueron más de 50 mil las personas que atendieron el llamado a defender la elección.

“Cuadras y cuadras, no tengo el cálculo correcto pero vi como nunca antes en la historia de Coahuila un mar de gente que quiere libertad y que no vamos a permitir que nos roben la elección, creo fueron más de 50 mil”.



El candidato calificó como histórica esta marcha y la formación de un bloque opositor al régimen priista conformado por todos los candidatos a la Gubernatura de Coahuila.

“Hoy hicimos historia al estar unidos todos los candidatos opositores al régimen de Rubén Moreira y del PRI. No vamos a permitir que el Instituto Electoral logre que nos roben esta elección. Vamos a vigilar muy bien, vamos a tener gente en cada comité municipal, en cada comité estatal”.

Zócalo Saltillo


Comparte la Noticia :
 

Top