Últimas Noticias

7 de junio de 2017

Desmesura panista Por Alejandro Mondragón


A ver, a ver, cómo está ese llamado a la mesura que realizó la secretaria general del PAN, Martha Érika Alonso, y aspirante a la gubernatura para el 2018, a todos aquellos que pretendan un cargo de elección popular para el próximo año.

Algo no checa. ¿Quién debe actuar con mesura?

Me parece que ni ella ni los morenovallistas están en condiciones de hacerlo. Y es que hace menos de un mes la propia Martha Érika acudió por tercera vez a una cabalgata en la sierra norte.

En aquella ocasión la encabezó junto con el alcalde de Puebla, Luis Banck, con fuerte tufo de promoción política.

Dirán que fue en honor de San Isidro, pero predominaron los colores blanco y azul PAN; las imágenes del numerito se difundieron en todos los medios de comunicación locales.



Martha Érika y Banck sí pueden hacer campaña, pero nadie, ninguno, está en posibilidades de promover su imagen en el estado.

La fórmula es simple: una a la gubernatura y otro al senado o viceversa, todo depende de lo que negocie el jefe del grupo que no es otro más que #ElGóberBala.

¿Qué sabe la esposa de Moreno Valle? ¿A quién de una vez pretende parar? ¿Gali tiene su candidato?

Sin duda el PAN en Puebla tiene escasas fichas en el morenovallismo para puntear en el 2018. La señora y el señor alcalde por su posición, pero párele de contar.

No salgan con que Jorge Aguilar Chedraui, cuyo paso por la Secretaría de Salud quedó marcado por la corrupción. Tampoco esa cosa que despacha como jefe de Gabinete de Tony Gali, el impresentable Javier Lozano Alarcón. En 2000 jugó por el PRI y perdió; en 2012 por el PAN y entró por la vía de primera minoría al Senado. Las urnas lo repudian.

Otro caso patético es el desconocido por sí mismo, Juan Pablo Piña, cuyo apellido paterno obliga a recordar a uno de los más corruptos gobiernos que tuvimos los poblanos.

Vaya forma de medir a los panistas. La vara que usan desde las cabalgatas Martha Érika y Banck para detener a otros que vienen de la nomenclatura histórica del PAN.

Es como cuando Moreno Valle descalifica a Margarita Zavala como candidata: “no por ser esposa de un ex presidente tienes experiencia”, “no hay presidencias plurinominales”, “el DIF no da capacidad administrativa del servicio público”, “el ejercicio del poder no está para improvisar”.

Lo mismo habría que aplicarlo a Martha Érika o Banck, pues al final de la jornada están dónde hoy despachan por decisión de una persona: Rafael Moreno Valle.

Quien las hace, no las consiente.

O candil de la calle, oscuridad de la casa.

Criaturas de la desmesura.



Comparte la Noticia :
 

Top