Últimas Noticias

21 de abril de 2016

Con dolor y tristeza despideron al padre Arnulfo Mejía Rojas


En San José Buenavista del municipio de Tlaxco, con dolor y  tristeza cientos de ciudadanos del estado de Tlaxcala  despidieron en su última  morada  Arnulfo Mejía Rojas, el sacerdote católico que construyó la mundialmente conocida “Barca de la Fe”.

Entre llanto, aplausos, porras, música de mariachi y banda, feligreses despidieron al párroco con el que convivieron muchos años y al que, aseguran, le deben el progreso de comunidades

 El Padre Mejía Rojas falleció el pasado lunes a consecuencia de una embolia que sufrió desde diciembre de 2015.

Durante mas de 30 años como párroco en la zona norponiente de la entidad, el presbítero impulsó con la población la construcción de 15 iglesias de forma extravagante, entre ellas un barco, una pirámide, castillos y torres.

"Todos colaboramos con el padre para hacer la iglesia, yo recuerdo que me tocó acarrear loseta para el piso desde un tráiler", narró Eva Ronquillo, vecina de Buenavista, donde está La Barca de la Fe.

Los templos ubicados en las comunidades de Buenavista, Lagunilla, Tepeyahualco, Maguey Cenizo, La Vigas y otras se convirtieron en atractivo turístico que trajo para los lugareños, derrama económica con el turismo religioso.

Moreno Barrón señalo que el padre Arnulfo será recordado porque cumplió su misión de santificar a su pueblo y eso implica que, aunque haya muerto, seguirá vivo espiritualmente.

"Él está vivo, únicamente dio el paso de la muerte que todos tenemos que dar, pero él está vivo, hemos de mantenerlo vivo en nuestra mente porque no hay un muerto más muerto que aquel al que nadie recuerda, que aquel por el que nadie reza", indicó.

El cuerpo del presbítero fue sepultado dentro de la iglesia. mientras el féretro descendía a la cripta, el mariachi entonó El Rey, de José Alfredo Jiménez.

Los templos ubicados en las comunidades de Buenavista, Lagunilla, Tepeyahualco, Maguey Cenizo, La Vigas y otras se convirtieron en atractivo turístico que trajo para los lugareños, derrama económica con el turismo religioso.

 El padre Arnulfo será recordado porque cumplió su misión de santificar a su pueblo y eso implica que, aunque haya muerto, seguirá vivo espiritualmente.
Miles de feligreses recordaran siempre al Padre Arnulfo Mejía Rojas quien siempre fue su guia espiritual.Karla Soto.
Comparte la Noticia :
 

Top